Ofensiva de Hacienda contra la concesionaria del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo

Ofensiva de Hacienda contra la concesionaria del nuevo hospital de Vigo

stop

La Agencia Tributaria investiga las cuotas del IVA de varios años repercutidas al Sergas por la sociedad que gestiona el Álvaro Cunqueiro

en A Coruña, 16 de julio de 2018 (05:00 CET)

No hay paz en los despachos del Álvaro Cunqueiro. La concesionaria del nuevo hospital de Vigo asiste este año a toda una ofensiva fiscal que se viene a sumar a otras guerras que dirime por el pago de impuestos, ya sea frente a la Xunta o el propio Ayuntamiento de Vigo. En esta ocasión, son las cuotas del IVA repercutidas  al Sergas por Sociedade Concesionaria Novo Hospital de Vigo SA lo que ha despertado los recelos de la Agencia Tributaria.

Fue el pasado mes de febrero cuando la Agencia Tributaria comunica a la concesionaria el inicio de actuaciones de comprobación "de carácter parcial" en relación al IVA por las cuotas repercutidas al Sergas en los ejercicios 2015, 2016 y 2017. Así lo reconocen los administradores de la sociedad en las los hechos posteriores al cierre del ejercicio de 2017, cuyas cuentas han sido aprobadas recientemente. Para los gestores del Álvaro Cunqueiro, no existen evidencias de posibles contingencias fiscales derivadas de esta actuación por parte de Hacienda.

También el Impuesto de Transmisiones

Esta investigación se viene a sumar a otro litigio fiscal abierto por la concesionaria, en este caso con las autoridades tributarias gallegas, dependientes de la Consellería de Facenda. Actualmente en vía contencioso administrativa se encuentra la liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados devengado por la adjudicación del contrato de concesión en el ejercicio 2011. Concretamente, en diciembre de 2014 se inició un procedimiento de inspección por parte de la Agencia Tributaria de Galicia para la comprobación del pago dicho tributo.

La concesionaria del Álvaro Cunqueiro, controlada por dos grandes grupos constructores (Acciona y Puentes y Calzadas), había firmado a finales de 2015 el acta de disconformidad de la propuesta de regularización emitida por la Agencia Tributaria de Galicia. La cuota diferencial a liquidar ascendía a 3,6 millones de euros.

Hacienda, pendiente de los tribunales

Ante esta situación, a principios de 2016 la sociedad interpuso una reclamación ante el Tribunal Económico Administrativo Central, sin que hasta el momento, incluido todo el 2017, se haya dictado una resolución.

La concesionaria del hospital ha ganado alguna batalla en sus litigios fiscales con el Concello de Vigo, aunque la guerra sigue abierta. A finales de enero de este año se notificó la sentencia estimatoria dictada en vía contenciosa relativa al IBI correspondiente al ejercicio 2016, en la que se han estimado los argumentos presentados por la empresa para la anulación de la liquidación. Sin embargo, las garantías presentadas por este concepto no han podido ser canceladas por la compañía concesionaria del hospital debido a que la sentencia ha sido recurrida por parte del Ayuntamiento de Vigo.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad