Marta Ortega, Susana Díaz y Flora Pérez en la firma del convenio de colaboración con la Fundación Amancio Ortega

Qué fue del equipo oncológico donado por Amancio Ortega

stop

En Madrid, Asturias o Murcia está pendiente de instalar la nueva tecnología un año después de la donación que retrató las carencias de los equipos en España

Economía Digital Galicia

Marta Ortega, Susana Díaz y Flora Pérez en la firma del convenio de colaboración con la Fundación Amancio Ortega

en A Coruña, 29 de marzo de 2018 (19:08 CET)

Este jueves se cumple un año exacto del anuncio de una donación histórica. La Fundación Amancio Ortega presentaba un programa de 320 millones para la adquisición de equipos oncológicos de alta tecnología, ecógrafos, mamógrafos con tomosíntesis o equipos de radioterapia y braquiterapia, para el Sistema Nacional de Salud.

Además de multiplicar las muestras de agradecimiento hacia el fundador de Inditex, la donación puso en evidencia las carencias en esta área de la sanidad española. “Los equipos actuales están obsoletos”, indicaron desde la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) al preguntarles por el donativo, que permitiría duplicar el número de aparatos de oncología en servicio al incorporar unos 290 de última tecnología.

Según Emsor, una de las empresas de referencia en la instalación de los nuevos equipos y contratista habitual del Sergas, “desde 2010, el parque de equipos instalados en España apenas alcanzaba el centenar”.

Los ritmos de la administración

Un año después de aquel anuncio, la nueva tecnología se ha ido instalando a ritmo lento, con varias comunidades todavía pendientes de incorporar la primera máquina a su red hospitalaria, como Canarias, Comunidad Valenciana, Murcia, Asturias, País Vasco o Madrid.

Aunque la velocidad es importante, pues el año pasado se diagnosticaron en España 220.000 nuevos casos de cáncer, las propias características del donativo exigen una gran rigurosidad en el proceso de adquisición. Las administraciones debieron firmar un protocolo de colaboración con la Fundación Amancio Ortega, así como licitar los correspondientes contratos públicos para la compra e instalación de los equipos. Hace solo 15 días, Ciudadanos se quejaba de que en Andalucía había equipos todavía “embalados” y “sin utilizar” en Andalucía.

La Revista de Redacción Médica dedicó a comienzos de este mes un amplio reportaje a radiografiar la instalación de los equipos donados por Amancio Ortega: 101 aceleradores lineales, 8 equipos de radioterapia intraoperatoria y 5 de braquiterapia. Advertía SEOR sin embargo que, a pesar de la millonaria aportación del empresario las necesidades seguían sin cubrirse y los hospitales no alcanzaban los requisitos de la Unión Europea, por lo que convenía agilizar los trámites.

hospital san pedro

Nuevo mamógrafo en el hospital San Pedro de Logroño

Quién ha instalado

Castilla y León puso en funcionamiento el nuevo equipo en el Complejo Asistencial de Salamanca, si bien tiene pendiente de tramitación los aceleradores lineales para tres hospitales.

Estos aparatos se han renovado en las tres provincias de Aragón con la incorporación de 16 ecógrafos.

En La Rioja se instaló un nuevo mamógrafo en el Hospital San Pedro de Logroño.

En Cantabria se destinaron 2,8 millones a la adquisición de equipo, también ecógrafos y un acelerador lineal.

Varian Medical Systems, responsable de los ecógrafos cántabros, también formalizó contratos con el servicio andaluz de salud.

Quién va más retrasado

En Canarias y Comunidad Valenciana se han licitado este año los pliegos para la adquisición del material.

En Asturias, Murcia y Comunidad de Madrid tampoco se han formalizado todavía los contratos.

Castilla-La Mancha, País Vasco y Extremadura esperaban comenzar durante este año la instalación del nuevo equipo.

Hemeroteca

Amancio Ortega
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad