La jueza Pilar de Lara sostiene en un auto que Vendex obtuvo 295 millones en beneficios de manera ilícita. /EFE

Pilar de Lara suma y sigue: bronca de los jueces de Santiago por sus retrasos

stop

El Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago reprende a Pilar de Lara por enviarle una causa con cuatro años de retraso

en A Coruña, 27 de septiembre de 2018 (18:11 CET)

Nuevo enfado de los magistrados con Pilar de Lara, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, que instruye la macrocausa conocida como Operación Pokemon. Dos jueces de Santiago han reprochado a su compañera la demora en entregarles causas de las que se inhibió hace años, pero que siguió instruyendo tiempo después sin tener aparentemente competencia para ello.

La nueva bronca a De Lara tiene como origen dos investigaciones por tráfico de influencias que remitió a los juzgados de Santiago. El problema es que los expedientes llegaron a la capital gallega mucho tiempo después de producirse la inhibición. Al juzgado de Instrucción número 1, que dirige Ana López-Suevos, llegaron con cuatro años de retraso, lo que puso de manifiesto la magistrada en un auto que desvela Confilegal.com:

“Debe señalarse que la causa siguió instruyéndose por un plazo de cuatro años y su estudio permite observar que durante su tramitación se dedujeron testimonios e informes en relación con algunos presuntos hechos delictivos y personas investigadas que aparentemente fueron objeto ya de inhibición a otros órganos judiciales”, dice el juzgado compostelano tras la recepción de la causa. Además, señala respecto a una de las causas que resulta imposible determinar “qué hechos y qué delitos se imputan a cada quien”.

Causas ya prescritas llegan a Santiago

En esta misma línea se manifiesta el juez Andrés Lago Louro, del juzgado de Instrucción número 3, a quien correspondió en el reparto de tareas las diligencias previas de la investigación por supuesta financiación irregular del PSOE de Santiago.

“Se acuerda la inhibición en auto de fecha 26 de mayo de 2014, es decir, más de 4 años después, lo que a todas luces hace inviable cualquier posible diligencia de investigación, al haber transcurrido sobradamente el plazo previsto en el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal [establece un plazo para la instrucción de 6 meses prorrogable hasta los 18 meses al declararse la causa compleja]”, dice el juez.

Además, añade que la investigación estaría, en consecuencia, “viciada de nulidad”.

No es la primera vez que otros magistrados reprenden a Pilar de Lara por motivos parecidos. Anteriormente lo hizo la jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, al recibir la investigación del juzgado lucense dos años y medio después de la inhibición.

Hemeroteca

Pilar de Lara Lugo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad