La jueza Pilar de Lara

Pilar de Lara llevará su sanción al Supremo (y a Europa si hace falta)

La magistrada se plantea acudir al Tribunal de Derechos Humanos si se ratifica la sanción del Consejo del Poder Judicial que la suspende de empleo y sueldo

Pilar de Lara peleará hasta el final para evitar la sanción. Ese es el mensaje que ha trasladado el abogado de la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, instructora de algunas de las más importantes causas por corrupción abiertas en Galicia en la última década. La jueza fue sancionada por el Consejo General del Poder Judicial a siete meses de suspensión de empleo y sueldo y pérdida de destino por una falta “muy grave” con motivo de “retrasos injustificados” en las instrucciones.

El abogado de la magistrada, Agustín Azparren, ha adelantado que el próximo lunes --el domingo vencía el plazo para reclamar-- va a presentar el recurso a la sanción ante el Pleno del Consejo General del Poder Judicial. A partir de ahí, ha señalado, que habrá que descontar tres meses, que es más o menos "el plazo" para que se responda a dicha apelación, aunque, "según los casos, puede tardar un poco más", ha aclarado el letrado.

Azparren ha avanzado que "el siguiente paso, si el pleno confirma la sanción o mantuviera una inferior, “sería ir al Supremo". "Incluso ahora en materia disciplinaria y ya pasó en Portugal, con un caso similar, incluso se puede llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, hasta esa vía queda abierta", manifestó.

La defensa de Pilar de Lara

El letrado explicó que el recurso “reproducirá” los argumentos que ha esgrimido la jueza durante el proceso y que explican que los atrasos “no son consecuencia de una conducta de la magistrada ni mucho menos de una desatención”. Agustín Azparren ha recordado que "en la inspección del Consejo General del Poder Judicial durante varios años siempre señaló que existían muchos retrasos, lo hizo en el año 2013, en 2014 y en el 2015 se inició el seguimiento".

"Como la propia inspección del Consejo como consecuencia de la inspección extraordinaria por el que se inicia el expediente, siempre se habían señalado los atrasos y los problemas del juzgado como los tiene ahora, pero siempre había salvado la dedicación de la magistrado y eso es incompatible con conductas que signifiquen desatención, desidia o abandono", ha incidido.

La jueza Pilar de Lara, que se encuentra de baja, ya estaba apurando algunas de las macrocausas que lleva, como la Pokémon sobre corrupción política, o la Carioca, sobre redes de prostitución en Lugo. Además asumió la causa sobre O Garañón, construcción que se sitúa a los pies del parque Rosalía de Castro.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad