El presunto autor del incendio de Os Blancos a su llegada al juzgado de Xinzo de Limia | EFE

El único detenido por los incendios, un ecologista ejemplar que colaboró en la extinción

stop

Indignación en el ecologismo gallego por el trato a Miguel Ángel Martínez, único detenido por los incendios en Galicia, al que ven un "chivo expiatorio"

21 de octubre de 2017 (21:13 CET)

 

Una gran parte del movimiento ecologista en Galicia aún no puede salir de su asombro. No se explican como Miguel Ángel Martínez, el único detenido por los incendios de los últimos días en Galicia, puede estar en prisión. La única justificación que le ven es que se trate de “un chivo expiatorio”.

Como explican en un comunicado conjunto una veintena de organizaciones (Adega, MEL, FEG, ADENCO, APDR, Asemblea do Suído, Colectivo Ecoloxista do Salnés, Grupo Naturalista Hábitat, Luita Verde, Movemento Ecoloxista da Limia-MEL, Naturviva, Néboa, Niño do Azor, Oureol, Vaipolorío, Verdegaia, Xevale, AEMS-Ríos con Vida, GREFA y ERVA), el detenido es una persona "valorada" y "querida" por su trabajo en pro del ecologismo.

Sin entrar en si tuvo que ver con el origen del fuego que se le imputa en el concello ourensano de Os Blancos o no, estos colectivos indican que, además de ser testimonial –menos de una hectárea cuando ardieron 35.500 en toda Galicia–, Miguel Ángel ayudó en la extinción del fuego y, posteriormente, se personó en el cuartel de la Guardia Civil del municipio ourensano “para decir lo que pasara” y dejar sus datos personales y los de su residencia en Vigo.

Además de colaborar en la extinción, el único detenido contó a la Guardia Civil lo que pasó y facilitó sus datos

En su argumentación niegan que “Miguel sea un delincuente, y menos aún un peligro potencial para privarlo de libertad”, tal y como decretó el juez. En este sentido, también recuerdan que tras ser citado por la Guardia Civil en Vigo, acudió “voluntariamente", demostrando un “comportamiento de un ciudadano ejemplar” que “en todo momento colaboró para evitar consecuencias mayores y aclarar los sucesos”.

Maniobra de distracción

Los colectivos firmantes del comunicado apuntan que el detenido ayudó a crear en los años noventa el Movimento Ecoloxista da Limia (MEL) y en su labor como trabajador en los juzgados de Vigo “asesoró en numerosas ocasiones sobre la incipiente normativa ambiental”.

Por todo ello, lamentan que se busque “desviar la atención criminalizando al movimiento ecologista” ante unos incendios que ven una “catástrofe ambiental”, mientras se busca “eximir” de sus responsabilidades a “quien tiene competencias sobre las políticas forestales, agrarias y de gestión del territorio”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad