Francisco Conde, conselleiro de Economía, y José María Marín Quemada, presidente de la CNMC, en Santiago / E.P.

La Xunta se aferra a las gasolineras 'low cost' para bajar los precios

El conselleiro de Economía y el presidente de Competencia obvian las denuncias de pacto de precios en las que insistía Feijóo

Incrementar el número de operadores para rebajar el precio. Esa es la línea a seguir por el Gobierno gallego para mitigar el elevado coste de los combustibles en Galicia, territorio que sufre el precio más caro a la hora de repostar desde hace años. El propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, denunció prácticas anticompetitivas de los grandes operadores y pactos de precios, llegando a enviar documentación a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para que investigara este supuesto abuso.

Este martes, sin embargo, Francisco Conde obvió el tema. El conselleiro de Economía coincidió con el presidente de Competencia, José María Marín Quemada, en una jornada sobre combustibles y administración local celebrada en Santiago. Allí defendió que la Xunta trabaja para conseguir que los precios bajen mediante la incorporación de nuevos operadores y nuevas fórmulas de comercialización, así como en nuevas medidas para simplificar la tramitación administrativa en las aperturas.

Nuevas gasolineras automáticas

Conde explicó que están en tramitación 18 nuevas gasolineras automáticas para "facilitar la competencia". Esta fórmula de comercialización, a su juicio, facilitará la entrada de más operadores y contribuirá a abaratar el producto. Señaló como ejemplo, que en el norte de Europa la implantación de gasolineras automáticas llega a tasas superior del 60%.

La Xunta también está revisando los procedimientos autonómicos con el fin de "simplificar" los trámites para la apertura de gasolineras. Para ello, se sustituye el actual registro de estaciones de servicio por una comunicación previa, hecho que "va a ser especialmente relevante", según el conselleiro.

Finalmente, Conde puso en valor que en 2018 se consiguió recortar el diferencial con España en 2,2 puntos en el precio del gasóleo y en un punto en la gasolina. Una cuestión que repercute en la "competitividad de autónomos y pymes".

Competencia muestra su 'solidaridad'

Marín Quemada mostró su solidaridad con la Xunta y poco más. El presidente de Competencia subrayó que la tarea del organismo es que los ciudadanos tengan "precios razonables", por lo que no ve "correcto" que Galicia cuente con "los precios más altos de España" en carburantes.

"El conselleiro se puso en contacto con nosotros para decirnos que no le parecía normal lo que a nosotros tampoco nos parecía correcto", afirmó Marín Quemada, que mostró su respaldo a las actuaciones que ponga en marcha la Xunta.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad