Jesus Vazquez, alcalde en funciones de Ourense

La guerra interna se cronifica en el PP de Ourense

El número dos del partido renuncia a su acta de concejal sin comunicárselo al alcalde en funciones, Jesús Vázquez, al que no reconoce “autoridad alguna”

En un discurso muy similar, o incluso más duro, que el que esgrimiera José Araújo cuando abandonó el PP de Ourense para irse a Ciudadanos, el nuevo número dos del partido en la Cidade das Burgas ha anunciado que renuncia a su acta de concejal. Santiago Rodríguez toma esta decisión cuando no está para nada claro como se conformará el Gobierno municipal, toda vez que la aritmética parlamentaria no ofrece mayoría absoluta ni pactos naturales para ninguno de los partidos en liza.

Rodríguez informó de su decisión a la dirección gallega del partido y también al presidente provincial, José Manuel Baltar, pero no al alcalde en funciones Jesús Vázquez, pues asegura no reconocerle "ni liderazgo ni autoridad moral alguna como para tener que hacerlo". Vázquez, exconselleiro de Educación, fue uno de esos candidatos que Núñez Feijóo envía a las ciudades para presentarse a las municipales sin contar con el consenso del partido, una fórmula que está deparando malos resultados electorales sin que al mandatario autonómico parezca importarle.

En las pasadas municipales se presentaron sin lograr la alcaldía –con la duda de si los pactos permitirán retener el Concello de Ourense-- los exconselleiros Agustín Hernández, Elena Muñoz, Jesús Vázquez y José Manuel Rey Varela.

Renuncia "por dignidad"

El número dos de la candidatura del Partido Popular en Ourense apela a "su dignidad" como motivo principal de su renuncia, una decisión tomada "la propia noche electoral". "Los resultados han sido tan lamentables que por dignidad y siguiendo la estela de los compañeros de Vigo he decidido hacerlo", ha sostenido.

En este sentido, Rodríguez ha puesto como ejemplo las renuncias del PP de Vigo a seguir también por el actual alcalde en funciones. A pesar de que en Vigo los populares también han perdido tres escaños, Santiago Rodríguez ha sostenido que el caso de Ourense "es todavía peor" porque ellos no gobernaban. "Si la falta de dignidad es lo que reina y nadie toma decisiones, por lo menos yo sí lo hago", ha declarado Santiago Rodríguez, que ha considerado que "hay que saber ser autocríticos".

Muy conocido en la ciudad

En esta línea, ha subrayado que cuando "tuvo el honor" de recibir la llamada del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y del presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, manifestó que llevaba "muchos años sintonizando con los ideales del PP". "Me siento cómodo con esos ideales y he venido para quedarme", ha reivindicado. Pero siempre "con conocimiento de lo que quieren los ciudadanos", matizó.

Rodríguez es extraordinariamente conocido en la ciudad. Estuvo al frente de la Casa da Xuventude durante una década, fue vicepresidente del Club Ourense Baloncesto e impulsó CIMO, un centro orientado a la inserción laboral de los jóvenes. Estuvo mucho tiempo vinculado al PSOE, como secretario xeral de Xuventudes Socialistas, hasta que hace años se apartó de la formación.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad