Augusto Javier Mosquera (tercero por la izquierda) tomó este jueves posesión de su nuevo puesto | TSXG

El nuevo juzgado para cláusulas suelo de A Coruña se estrena sin mesas ni ordenadores

stop

Este jueves se puso en marcha el nuevo juzgado de refuerzo para cláusulas suelo de A Coruña, que no estará plenamente operativo hasta dentro de unos días

A Coruña, 01 de junio de 2017 (18:42 CET)

El nuevo juzgado para cláusulas suelo de A Coruña ya tiene funcionarios y ubicación, pero todavía carece de los medios para operar con normalidad. En su primer día en funcionamiento, las instalaciones –el espacio que ocupaba Vigilancia Penitenciaria en el edificio de la Audiencia Provincial antes de trasladarse al inmueble de la Fábrica de Tabacos– carecen todavía de mesas y ordenadores habilitados para prestar el servicio.

La previsión es que este nuevo juzgado de refuerzo de Primera Instancia, que no solo se ocupará de las cláusulas suelo, sino también de cualquier litigio relacionado con contratos de financiación con garantías reales inmobiliarios cuyo prestatario sea una persona física, como pueden ser los vinculados con intereses de demora, gastos registrales o hipotecas multidivisa, por ejemplo, esté plenamente operativo la semana que viene.

El juzgado coruñés que se encarga de las cláusulas suelo no estará plenamente operativo hasta la semana que viene

De momento ya tiene juez, Augusto Javier Mosquera Blanco, que reforzará el Juzgado de Primera Instancia número 7 de A Coruña. Los funcionarios, como explica a Economía Digital el juez decano de A Coruña, Luis Pérez Merino, se incorporarán también a comienzos de la próxima semana.

La Xunta cumple

En este sentido, Pérez Merino destaca que “en medios materiales, al contrario que en otros territorios, somos unos privilegiados”, un hecho que atribuye a que la Xunta “ha respondido bien desde el primer momento”. “Falta el Letrado de la Administración de Justicia (secretario), pero eso depende del ministerio”, matiza.

En relación a la carga de trabajo, que atañe a una materia “delicada desde el punto de vista social y mediático”, reconoce que “en el mejor de los casos va a ser mucha, porque hablamos de una competencia provincial”. “Ayer una persona podía presentar una demanda en Corcubión, pero hoy tiene que hacerlo en A Coruña”, ejemplifica, un perjuicio que con el tiempo se verá como afecta a la administración de Justicia.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad