Alberto Núñez Feijóo

Feijóo y Urkullu apuestan por aplazar las elecciones

El lehendakari convoca a los partidos para abordar el aplazamiento el lunes; Feijóo califica de “absolutamente secundarias” las elecciones

El estado de excepcionalidad que ha provocado la pandemia del coronavirus está cada vez más cerca de llevarse por delante las elecciones autonómicas de Galicia y el País Vasco, convocadas el 5 de abril. Los mensajes públicos de Alberto Núñez Feijóo y del lehendakari Íñigo Urkullu son cada vez más claros.

El presidente de la Xunta situó este jueves los comicios como “absolutamente secundarios” en relación a la “salud pública” y anunció la suspensión de los actos de precampaña del partido, línea que han seguido el resto de fuerzas políticas. Urkullu, por su parte, convocó a los partidos el próximo lunes para abordar el posible aplazamiento, coincidiendo con el encuentro que mantendrá Feijóo con los líderes de la oposición.  El objetivo es lograr el consenso de todos los partidos en torno al retraso de las elecciones.

El día en que en ambas comunidades se suspendieron las actividades lectivas en los centros educativos, el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, explicó que no existe una respuesta jurídica clara que avale el aplazamiento de las elecciones, por lo que es necesario contar con “un gran consenso político e institucional” para adoptarla.

El presidente del Gobierno gallego, tras la reunión del Consello da Xunta, reconoció la complejidad jurídica de la situación, pero también que ha pedido informes a la asesoría jurídica y a los expertos sanitarios sobre el impacto de celebrar los comicios. “Si no hay garantías para celebrar las elecciones, como responsables de salud pública, lo diremos".

"Las elecciones autonómicas en Galicia son absolutamente secundarias, lo único que nos importa es la salud pública, por eso recomendamos a los partidos suspender los actos de precampaña y así lo va a hacer el PPdeG. (...) Las elecciones solo se pueden celebrar el 5 de abril si tenemos garantías de que todos los gallegos pueden votar con absoluta garantía y todos los miembros de las mesas (electorales) pueden estar allí 12 horas", concluyó Feijóo.

Buscar la fórmula para el aplazamiento

Preguntado acerca de si requeriría cambios en la Constitución, ha respondido que, bajo su punto de vista, no es preciso que el supuesto de aplazar los comicios esté en la Carta Magna, aunque ha matizado que quizás sí sería "bueno" que se contemplase en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg).

En todo caso, ha dado por hecho que cualquier impedimento legal se va a poder sortear porque "el derecho es sentido común y la ley tiene que aplicarse a la realidad en la que se va a aplicar". "Y en el ámbito de la salud pública estamos protegiendo el bien más preciado, que es la salud de las personas", ha esgrimido, convencido de que, llegado el momento los juristas y expertos consultados evacuarán el informe que avale las decisiones correspondientes.

Así las cosas, ha concluido que, "si se puede votar" pues se mantendrá la convocatoria del 5 de abril, y, si esto no es así, tocará "buscar una fórmula" para "posponer las elecciones hasta que haya garantías para votar". "Ayer así lo valorábamos en una charla coloquial con todos los grupos", ha dicho.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad