El alcalde de Vigo, Abel Caballero / E.P.
stop

Caballero suma el presupuesto del Concello de Vigo al control e influencia que ejerce sobre los de la Zona Franca y la Deputación de Pontevedra

en A Coruña, 16 de octubre de 2018 (05:00 CET)

 

Maneja el doble de presupuesto que su homólogo Xulio Ferreiro en A Coruña y tanto como algunas consellerías. Concretamente, más que la de Infraestructuras y a la par que la de Economía. Es Abel Caballero, el señor del sur, que controla con afines tres de las palancas institucionales del área de Vigo: concello, diputación y consorcio de la Zona Franca. Un engranaje con el que el prócer vigués concurrirá a unas municipales que tiene muy de cara.

Si mira a los números, la reciente suspensión de la creación del área metropolitana de Vigo apenas representa una anécdota para todo un mecanismo de poder armado y bien engrasado por el alcalde vigués. Abel Caballero, y sus ex concejales Carmela Silva, ahora en la Deputación de Pontevedra, y David Regades, desde hace unos meses en la dirección del Consorcio de la Zona Franca, controla un presupuesto anual conjunto de unos 458 millones de euros.

El poder de los exconcejales de Caballero

A los 256 millones de euros de gasto con los que cuenta el Concello de Vigo como presupuesto aprobado para este año hay que sumar, en ese maridaje de poder, los 157 millones de la Deputación de Pontevedra, gestionada por una fiel de primera hora como Carmela Silva. Y otros 45 millones de la Zona Franca de Regades, hasta hace unos meses segundo teniente de alcalde en Vigo.

Regades ha heredado de Teresa Pedrosa un consorcio bien gestionado y que tiene al propio Abel Caballero como presidente. Poco que discutir, por tanto, en Bouzas. Un botón muestra la dirección que toman los asuntos presupuestarios donde tiene algo que ver Abel Caballero.  El consorcio aprobó en agosto los presupuestos de 2019. Suelo industrial, intervenciones urbanas y nuevos centros de emprendimiento son los ejes de las cuentas, cuyo volumen asciende a 45 millones de euros. Un total de 39 de esos 45 millones se destinarán íntegramente a la ciudad de Vigo.

A años luz de A Coruña

Abel Caballero tiene armas más que suficientes para concurrir a las municipales, sobre todo si mira a la cartera. Xulio Ferreiro, en A Coruña, maneja este año un presupuesto de 246,8 millones de euros, por debajo del de Vigo y a años luz del que suman las tres instituciones controladas por Caballero.

Las comparaciones son odiosas si se mira a San Caetano. Una consellería como la de Infraestructuras manejaba para este año 408 millones de euros de gasto, por debajo de los números del alcalde vigués, y Economía cuenta con un presupuesto de 464 millones, ligeramente por encima de esa tríada de Abal Caballero en el sur. Medio Rural, con 495 millones, está también por encima.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad