Manuel Charlín / EFE

El juez deja en libertad a los Charlines ante la falta de pruebas

stop

La falta de pruebas permite a Manuel Charlín y a su hijo salir en libertad con cargos tras la operación contra el desembarco de dos toneladas de cocaína

en A Coruña, 10 de agosto de 2018 (20:39 CET)

El juez ha dejado en libertad con cargos a Manuel Charlín y a su hijo Melchor tras la operación contra el narcotráfico que permitió interceptar más de dos toneladas de cocaína en una embarcación frente a la isla de Madeira. El magistrado Juan Carlos Carballal imputa a los Charlines por organización criminal, pero ante la falta de pruebas los deja en libertad, fijando visitas periódicas a los juzgados como medida cautelar. La falta de claridad sobre el nivel de participación de la histórica familia de narcotraficantes gallegos en el desembarco de la droga está detrás de la decisión judicial.

De los 28 detenidos en la operación, el juez ha decretado prisión para doce y otros nueve han quedado en libertad con cargos. Manuel Charlín compareció, al igual que su hijo, la mañana del viernes, pero ambos se negaron a declarar ante el juez y el fiscal antidroga Pablo Varela. El juez relaciona a la familia con otras operaciones.

Reuniones en la casa de Manuel Charlín

En las grabaciones capturadas por la Policía quedan probadas reuniones entre el patriarca y otros de los detenidos, Víctor Manuel Pérez Santos y Luis Manuel Rodríguez Parada, con el aparente objetivo de organizar desembarcos de cocaína. 

Las citas en la casa de los Charlines se habrían producido desde 2017. Los encuentros con el patriarca permitieron a los agentes dibujar la estructura de las operaciones, pero la falta de una actividad ilegal concreta, pues eran otros los que se encargaban de contactar con los proveedores o proporcionar la infraestructura para transportar los alijos, habría dejado los cargos contra la familia en la pertenencia a organización criminal.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad