El presidente de la Comisión Naciomal de los Mercados y la Competencia, José María Marín Quemada | EFE

Cuatro años para investigar por qué Galicia paga el gasóleo más caro de España

stop

Competencia firma un protocolo para investigar los precios de los carburantes cuatro años después de la petición de la Xunta

Economía Digital Galicia

El presidente de la Comisión Naciomal de los Mercados y la Competencia, José María Marín Quemada | EFE

en A Coruña, 24 de julio de 2018 (05:00 CET)

Los gallegos pagan los carburantes a unos precios superiores a los de la media española. Tan por encima que Galicia se ha convertido durante cuatro años consecutivos en la comunidad más cara para repostar. El via crucis comenzó en 2014, cuando todavía se situaba entre los territorios baratos para pasar por las estaciones de servicio. Ese curso, la Xunta consideró que la aplicación del céntimo sanitario (Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos) que obviaron otras comunidades era una buena fórmula para aliviar a las arcas públicas de la crisis. Recaudó más de 70 millones, pero Galicia acabó en lo más alto del ranking de los precios.

Alberto Núñez Feijóo siempre rechazó que fuera el gravamen el culpable del encarecimiento, como aseguró la semana pasada la Federación Gallega de Estaciones de Servicio, y atribuyó a “pactos de precios” entre las petroleras la situación. Tan convencido estaba que pidió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que investigara, remitiendo incluso informes sobre el mercado gallego de los carburantes elaborados por la Comisión Galega da Competencia. Cuatro años después, no hay noticias de la apertura o los resultados de la investigación de la CNMC, pero sí el primer compromiso para poner bajo lupa a los operadores.

Competencia y Xunta firman un protocolo cuatro años después

La entidad que preside José María Marín Quemada y la Xunta han firmado un protocolo para “diseñar y poner en marcha iniciativas que mejoren la competencia en el sector de distribución de carburantes de automoción a través de estaciones de servicio en Galicia”. En los cinco puntos que recoge el acuerdo se incluye “la vigilancia sobre las prácticas empresariales en este mercado para detectar posibles incumplimientos de la Ley de Defensa de la Competencia”, en cuyo caso “se abrirán los correspondientes expedientes sancionadores”.

Competencia se compromete a trasladar con carácter trimestral datos sobre los precios de los carburantes en las principales ciudades gallegas. También se elaborará una guía de buenas prácticas para asegurar que los Ayuntamientos no restrinjan “de forma injustificada” la apertura de nuevas estaciones de servicio. Una de las iniciativas de la Xunta para paliar el encarecimiento de los combustibles fue fomentar la apertura de gasolineras independientes.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad