Los cerdos enfermos de una granja visitada por Salvados. El programa destapó la crisis de imagen de El Pozo. Archivo

La patronal del cerdo pide auxilio a la ministra para lavar su imagen

stop

Las patronales cárnicas pidieron ayuda a la ministra de Agricultura días antes de la emisión del programa Salvados que denunció maltrato animal

David Placer

Los cerdos enfermos de una granja visitada por Salvados. El programa destapó la crisis de imagen de El Pozo. Archivo

en Madrid, 06 de febrero de 2018 (05:00 CET)

La patronal del cerdo ha pedido el auxilio de la ministra de Agricultura para aliviar la severa crisis de imagen con la emisión del programa Stranger Pigs de Salvados transmitido el domingo pasado por La Sexta. El programa, conducido por Jordi Évole, denunció malos tratos animales y condiciones de explotación laboral en algunas empresas de la industria.

El sector ha pedido la intervención de la ministra Isabel García Tejerina para defender a las patronales cárnicas, pero no lo ha hecho tras la emisión del programa, sino antes.

La patronal Interporc dirigió una carta a la ministra Tejerina el pasado 31 de enero, cuatro días antes de la emisión del programa de Jordi Évole. En la misiva, a la que ha tenido acceso este diario, las empresas del sector acusaban al programa de televisión de “tratar de hacer pasar hechos aislados, tergiversados y fuera de contexto como la realidad de un sector, con el daño ante la opinión pública que conlleva”.

La patronal vaticinó que el programa –a su juicio— tenía la intención de “sacar de contexto hechos aislados o falsearlos”. “Queremos solicitarle que desde su ministerio se muestre apoyo público al mismo para advertir a los medios y a la opinión pública de la verdadera labor y de los valores y compromiso con el medio ambiente y la sociedad del sector porcino español”, explican las empresas.

Las alarmas en las empresas del porcino saltaron cuando La Sexta emitió la promoción de Salvados en la que se veían cerdos en condiciones paupérrimas y trabajadores que protestaban contra la explotación laboral en un matadero en Cataluña.

Rechazo automático

La patronal puso en duda el contenido del programa apenas se emitió el primer anuncio publicitario.  “Anuncia que va a tratar sobre la industria alimentaria y muestra imágenes de una granja de porcino -supuestamente nacional-, de trabajadores inmigrantes que critican duramente sus condiciones de trabajo y declaraciones que ponen en duda la seguridad alimentaria en nuestro país.

Como sabe, no son en absoluto representativos de un sector como el del porcino español”, asegura el comunicado que fue respaldado por 11 entidades que trabajan en el negocio del cerdo.

El sector, que advirtió a la ministra que la industria porcina emplea en España a 300.000 trabajadores de forma directa, explicó que las empresas han hecho un gran esfuerzo por adaptarse a la normativa europea de bienestar animal y ha explicado que la patronal ha denunciado a empresas infractoras cada vez que ha tenido noticias de infracciones e irregularidades.

Antes de la emisión del reportaje, la asociación de productores de ganado porcino (Angrogapor) también emitió un comunicado en el que destacó que España produce unos 50 millones de cerdos al año en excelentes condiciones y advirtió que “no sería ético” transmitir “situaciones particulares” como “generalidades”.

Hasta ahora, la ministra Tejerina no ha mostrado solidaridad automática con el sector que debe supervisar. Sí lo ha hecho el gobierno de Murcia, donde se ubica la granja denunciada por el programa.

“El sector ganadero en general, y porcino en particular, de la Región de Murcia es motor de desarrollo. Su profesionalidad, su competitividad, su respeto por la legalidad, la Salud y el bienestar animal, hace que sean ejemplo y líderes en todo el mundo”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente de Murcia Fernando López Miras

Las empresas porcinas afrontan, además, una investigación de la Guardia Civil que investiga y levanta actas por presuntas irregularidades de calidad alimentaria. El cuerpo policial, que investiga al gran distribuidor del ibérico, Comapa, tiene previsto hacer públicos los resultados de la investigación en pocas semanas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad