La sede del Banco Pastor de A Coruña

El último pufo del Banco Pastor

stop

La histórica Sobrinos de José Pastor Inversiones, propiedad del Popular, encaja un agujero de casi 79 millones por un parque empresarial en Sevilla

en A Coruña, 10 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Sobrinos de José Pastor Inversiones es el evocador nombre de una filial del Banco Popular que hunde sus raíces en el nacimiento del propio Banco Pastor. Historia financiera de Galicia. Sus inicios datan de 1890 y a lo largo de su vida, que discurre en paralelo a la de la entidad coruñesa absorbida en 2011 por el Popular, ha sido un poco de todo: sociedad patrimonial, holding e instrumento inversor del grupo industrial. Sin embargo, Sobrinos de José Pastor Inversiones escribe sus últimos capítulos a golpe de pufo.

En la actualidad se trata de una sociedad de cartera, y pertenece al Grupo Banco Popular en un 100%. Entre sus participaciones se encuentran firmas como la sociedad limitada Hospital Privado de Oporto, Sidecu, Utega e  Unirisco Galicia, actualmente considerados por los gestores de la entidad como activos disponibles para la venta. Sin embargo, es una inmobiliaria lo que llama la atención del elenco de participadas de Sobrinos de José Pastor. Y el agujero que ha dejado lo más triste de este final.

El agujero

Se trata de Vilamar Gestión SL, propiedad 100% de Sobrinos de José Pastor Inversiones. Su valor contable, según las cuentas de la sociedad, cero euros. Su coste de adquisición, 78,9 millones. Las pérdidas por deterioro que anota el banco en su balance del año pasado, el mismo importe, esos 78,9 millones de pufo que ha dejado la inversión. Y todo comenzó en Sevilla, muy lejos de la sede del Pastor.

Lo más visible de Vilamar son ahora sus promociones, además del quebranto para el banco. La salida de Sevilla hacia el este, por la autovía A-92, muestra actualmente una enorme promoción de edificios de oficinas sin acabar. Se trata de lo que vino a llamarse Vilamar II o Royal Parque Empresarial, una Torre de Babel inmobiliaria promovida por la misma compañía, Vilamar, a la que pilló de lleno la crisis inmobiliaria.

001.Torneo Parque Empresarial 2

Proyecto de Vilamar para la construcción de edificios de oficinas

El proyecto

Todo había comenzado en 1999, cuando dos empresarios locales constituyeron la empresa Vilamar, con base en Andalucía. Cuatro años más tarde, una ampliación de capital de la sociedad dio entrada al grupo de empresas del Banco Pastor.

La compañía, especializada en la promoción de parques empresariales y desarrollos terciarios de alta gama, nació con vocación de expansión en España y pretendía exportar, tanto a nivel nacional como internacional, su 'ciudad de negocio'. El modelo de Vilamar pasaba por dotar de espacios a todo un parque empresarial, y ofrecía en propiedad oficinas moduladas a partir de 40 metros cuadrados, con servicios de guarderías, pistas de pádel, agencias de viajes, hoteles, restaurantes, sucursales bancarias, supermercados y aparcamientos. El proyecto se encuentra actualmente en estado de abandono, solo disimulado por los cristales tintados que cubren los edificios.

 Sus responsables pretendía llevar este novedoso concepto a grandes núcleos como Madrid, Barcelona y, a medio plazo, Londres, París y Milán. Del proyecto solo quedan los bloques de edificios a la salida de Sevilla. Y un agujero de casi 79 millones para Sobrinos de José Pastor Inversiones.

vilamar royal

Los edificios acabaron a medio construir y el proyecto abandonado

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad