Los inversores mexicanos del Popular denuncian al Santander. En la imagen, Emilio Saracho, último presidente del Popular. EFE/Archivo

El Banco de España ignoró el SOS del Popular dos meses antes de la quiebra

stop

El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, pidió una línea de emergencia al Banco de España dos meses antes de la quiebra de la entidad

Economía Digital

Los inversores mexicanos del Popular denuncian al Santander. En la imagen, Emilio Saracho, último presidente del Popular. EFE/Archivo

en Barcelona, 02 de enero de 2018 (11:47 CET)

El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, pidió una línea de emergencia (ELA) al Banco de España (BDE) dos meses antes de la quiebra de la entidad financiera. En marzo avisó al supervisor del riesgo de "una potencial crisis de liquidez" y requirió la ELA, según un informe revelado este martes por El Mundo.

El documento, titulado Medidas Extraordinarias de Refuerzo de Liquidez y con fecha del 7 de junio, apunta que el BdE rechazó la petición de ayuda del máximo responsable del Popular, entidad que contaba con una liquidez de 11.324 millones a final del primer trimestre de 2017.

El regulador respondió a Saracho que volviera a solicitar ayuda cuando la liquidez bajara de 7.000 millones y la fuga de depósitos fuera alarmante. Además, recomendó al banquero que no activara planes de contingencia para evitar filtraciones. Pese a la petición del BdE, el banco comenzó a enviar al regulador desde finales de marzo y principios de abril carteras de activos como garantía para una posible ELA.

'Operación Umbrella'

En el informe consta que el 28 de abril el banquero activó la llamada Operación Umbrella, una lista de activos colaterales para cubrir una eventual línea de emergencia, insuficientes para el Banco de España. La directora general de Supervisión de la institución sugirió al Popular que ofreciera inmuebles y obras de arte como garantía, en pleno desplome de la acción y huída de depósitos.

El BdE planteó al Popular que ofreciera inmuebles y obras de arte como garantía para una ayuda de emergencia

El 3 de junio se reunieron el consejero delegado del Popular, Ignacio Sánchez-Asiain, y el subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, para revisar las garantías para la ELA. Tras presentar 52.486 millones de colaterales, el regulador aportó 3.800 millones de liquidez de emergencia.

La primera mitad la inyectó el 5 de junio y el resto, al día siguiente. Saracho continuó enviando activos al BdE para obtener más liquidez pero la institución activó la venta al Santander preparada por el Frob desde días antes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad