Ana Botin, presidenta de Banco Santander. EFE

Botín activa otro ERE tras cargarse media red del Popular en Galicia

El nuevo ajuste del Santander podría afectar a decenas de oficinas gallegas poco después del cierre de más de un centenar por la integración del Popular

Banco Santander ha puesto sobre la mesa el mayor ERE de su historia tras tomarse apenas un respiro después de los ajustes derivados de la integración del Popular. La entidad que preside Ana Botín plantea 4.000 salidas, lo que se pueda a base de prejubilaciones y el resto en bajas incentivadas; recolocará otros 1.090 empleados principalmente en Santander Personal, un centro de banca a distancia para atender a clientes online; y liquidará en torno a un millar de oficinas, cerca del 30% de su red.

El banco justifica la medida por la creciente digitalización de un cliente cada vez más proclive a utilizar los canales online y menos la sucursal. Los bajos tipos de interés y la pandemia, que afecta tanto a los ingresos como a la menor afluencia a las oficinas, han hecho el resto. El sistema financiero cocina otro ajuste de grandes dimensiones, con Sabadell, Bankia y Caixabank, Unicaja y Liberbank e Ibercaja, además del Santander, con despidos encima de la mesa.

Recorte tras recorte

El tijeretazo del Santander llega a Galicia poco después del cierre de más de un centenar de oficinas por las duplicidades con la red del Pastor, integrada en la entidad de Ana Botín tras la compra del Popular. La histórica firma gallega llegó a la operación con 202 oficinas, a las que se sumaban otras seis que mantenía el Popular en la comunidad. El centenar de sucursales cerradas suponen, por tanto, un recorte equivalente a la mitad de su red, aunque en el ajuste se incluyeron oficinas del propio comprador.

A comienzos del 2020, el Santander tenía 270 sucursales en Galicia pese a integrar el grupo que tantos años capitanearon Ángel Ron y, en el caso del Pastor, José María Arias. El ajuste previo no librará a Galicia de las veleidades del nuevo ERE. Según informan en la propia entidad financiera, la previsión es que se aplique en todo el territorio y de manera repartida, aunque, como es lógico, tendrá más peso en los territorios en los que tiene más efectivos.

¿Cuánto impactará en Galicia? Las cifras del ERE se modificarán en el proceso de negociación con los sindicatos. En todo caso, las 270 oficinas que tiene el Santander en la comunidad equivalen a un 8% de su red en España. Aplicando la parte proporcional del ajuste, a Galicia le tocaría el cierre de entre 70 y 80 oficinas. De ser así, el Santander acabaría un con las mismas oficinas que tenía el Pastor cuando lo compró. Dicho de otra manera, en un lustro habría aplicado un recorte equivalente a toda la red del Pastor en 2017.

Un ERE demasiado grande

El anuncio del ERE sorprendió a los sindicatos no tanto por el expediente de regulación en sí mismo, al fin y al cabo, proliferan por todo el sector bancario; sino por la dimensión del tijeretazo, que podría afectar a cerca de un 15% de la plantilla.

Hay que recordar que el Santander ya cerró un millar de oficinas de su red española por la integración con el Popular, con A Coruña como una de las ciudades más afectadas junto a Madrid y Barcelona.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad