El Sabadell se lleva sus aseguradoras a Madrid. En la imagen, el presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu. EFE

La banca catalana huye de la rivalidad BCN-Madrid al buscar nueva sede

stop

El Sabadell y Caixabank eligen respectivamente Alicante y Baleares como nueva sede en lugar de Madrid para minimizar el impacto entre sus clientes catalanes

Xavier Alegret

El Sabadell se lleva sus aseguradoras a Madrid. En la imagen, el presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu. EFE

Barcelona, 06 de octubre de 2017 (05:55 CET)

El Sabadell decidió este jueves cambiar de sede social y salir de Cataluña, hecho que se materializará en cuestión de horas, y Caixabank lo hará este viernes y, gracias al decreto del Gobierno, será efectivo el lunes. Estos movimientos, que tienen el objetivo de huir de la inseguridad jurídica que generaría una declaración de independencia de Cataluña, han sido meditados y diseñados teniendo en cuenta muchos factores. Uno de ellos, nada desdeñable, ha sido el emocional, para minimizar el impacto negativo en los clientes catalanes.

Tanto el Sabadell como Caixabank tienen sedes importantes en Madrid, y por negocio y por tratarse de la capital española, tendría lógica trasladarse allí. No obstante, ninguno de los dos bancos lo hará. El Sabadell he elegido Alicante, y Caixabank aprobará este viernes el cambio y elegirá, previsiblemente, Baleares. La Comunidad Valenciana tendrá la sede de dos de los grandes bancos españoles: el Sabadell y Bankia.

¿Cuestión de negocio?

¿Hay cuestiones de negocio detrás de la ciudad elegida para el cambio? En el caso del Sabadell es evidente. La Comunidad Valenciana es el segundo territorio donde más negocio tiene, el 23%, algo menos que Cataluña, como consecuencia de la compra de la CAM, con sede precisamente en Alicante. Es por eso que el banco que preside Josep Oliu tiene en dicha ciudad uno de sus tres centros corporativos (con Barcelona y Madrid).

Pero también tiene un sentido estratégico más sentimental, como lo tiene que Caixabank opte por Baleares, comunidad que no figura entre las que concentran un mayor negocio de la entidad presidida por Jordi Gual. Irse de Cataluña ya supone para ambos bancos una ruptura importante con su cliente tradicional en la región. Quizá más para Caixabank, que se identifica como el banco de los catalanes por excelencia.

El Sabadell y Caixabank escogen dos ciudades de los que algunos denominan “Països Catalans”

Si a esta ruptura le sumáramos que situaran la sede en Madrid, el posible impacto negativo, en forma de boicot, entre los clientes catalanes independentistas podría ser muy grande. Y esto se ha ponderado en el seno de los bancos catalanes, según explicaron fuentes financieras. Por eso se han elegido dos ciudades –Alicante y Palma– con cierta conexión emocional con Cataluña.

Para muchos catalanes, no es lo mismo Alicante o Palma que Madrid. La Comunidad Valenciana y Baleares forman, con Cataluña, lo que algunos denominan Països Catalans, y también tienen el catalán como lengua cooficial. Estando en estas ciudades, pueden justificar que no es una huida sin mirar atrás buscando el calor del Estado, y aplacar el enfado de muchos de sus clientes catalanes. Si resultará, se verá con el tiempo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad