Sede de Caixabank en Barcelona. La agencia Moody's informa que los cambios de sede de las empresas afectan negativamente a la economía de la región. Foto: EFE/Archivo

Caixabank activa su salida de Cataluña

stop

Caixabank debatirá este jueves el cambio de sede en su comité ejecutivo y prevé convocar al consejo de administración en breve para tomar la decisión

Xavier Alegret

Sede de Caixabank en Barcelona. La agencia Moody's informa que los cambios de sede de las empresas afectan negativamente a la economía de la región. Foto: EFE/Archivo

Barcelona, 05 de octubre de 2017 (14:24 CET)

Caixabank se sumará al Sabadell en el traslado de su sede fuera de Cataluña, aunque no podrá hacerlo en 48 horas porque tiene que pasar por la junta de accionistas. El mayor banco catalán ya advirtió de que estaba dispuesto a hacerlo, y fuentes financieras explican que lo aprobará también en las próximas horas, aunque tenga que esperar a la junta para que sea efectivo.

La alarma de que podría ser este mismo jueves se debe a que, como todos los jueves, reúne el comité ejecutivo. No obstante, desde el banco matizaron que dicho comité no está facultado para decidir el cambio de domicilio. Es una decisión que corresponde al consejo de administración, añadieron, para cuya reunión ordinaria faltan todavía tres semanas.

Eso no implica, no obstante, que no pueda convocarse de forma extraordinaria. Fuentes financieras explicaron que así lo hará, con la idea de adelantarse a una posible declaración de independencia por parte del govern de la Generalitat o del Parlament. Eso le deja de margen hasta el lunes, si se cumpla el calendario anunciado por Carles Puigdemont, aunque existen dudas al respecto.

Caixabank quiere adelantarse a una declaración de independencia de Cataluña

No obstante, el cambio de domicilio de Caixabank en ningún caso sería inmediato. Mientras que la junta de accionistas del Sabadell facultó hace dos años al consejo a tomar la decisión y hacerla efectiva, el consejo de Caixabank no tiene esta facultad. Lo que hará será tomar la decisión, y anunciarla para calmar a clientes y accionistas, pero sujeta a la aprobación por parte de la junta. Se trata de un trámite, ya que Criteria controla el 40% de las acciones.

Se especula con Baleares como nuevo domicilio social, por cercanía con Barcelona, tanto geográfica como emocional. Instalarla en Madrid podría suponer una ruptura demasiado grande con parte de sus clientes de Cataluña. Se trataría de un cambio administrativo, sin impacto para la plantilla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad