Factoría de Megasa en Narón

SOS de la patronal de Megasa y Celsa: el frenazo es mayor que en 2008

El sector siderúrgico advierte que solo resiste la hojalata y pide ayuda después de perder el 52% de la facturación en abril

Las empresas siderúrgicas se suman a las llamadas de socorro ante el parón económico del Covid-19. Unesid, patronal que engloba a empresas como Megasa, Arcelor o Celsa, advierte que son urgentes “actuaciones rápidas” para frenar el deterioro del sector, que sostiene unos 60.000 empleos en España.

En el mes de abril, las empresas produjeron unas 626.000 toneladas, con la hojalata como el único producto que se mantuvo a flote gracias a la elaboración de envases para la industria alimentaria. La facturación cayó un 52% respecto al mismo mes del año pasado.

En la grave crisis financiera de 2008 el mes con menor producción bajó a 725.000 toneladas”, dice Unesid, que considera “insostenible” trabajar a la mitad de ritmo durante más meses. Además, la patronal añade que la reactivación de la producción es más lenta de lo esperado.

Las empresas consideran necesario para la reactivación del sector que consumidores de acero vuelvan a su actividad previa al confinamiento. Esto implica tanto a la demanda privada, como en el caso del automóvil, como a la actuación pública, en el caso de la construcción.

“Deberán abordarse medidas ambiciosas de cara a los próximos años pero ahora urge llevar a cabo actuaciones rápidas”, asegura Unesid, que pide un “apoyo explícito” para mantener el tejido industrial y el empleo.

Mensaje a la Comisión Europea

“Nuestra industria produce bajo estándares ambientales mucho más exigentes que los de fuera de la UE y desarrolla una importante capacidad de innovación con el compromiso de neutralidad climática antes de 2050. Desde el punto de vista social y de cambio climático, es preferible conservar la producción aquí que cederla a terceros países menos respetuosos con el medio ambiente”, dice la patronal en un comunicado.

Unesid dice que espera “acciones” desde la Comisión Europea, así como una revisión de las medidas de salvaguardia. “La primera propuesta de la Comisión beneficia solo a unos pocos productos y tiene pocas modificaciones para el resto. Se necesita una actuación más general y de mayor alcance, reflexionando además para el futuro puesto que estas medidas se extinguen en 2021”, dicen.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad