Una de las factorías de Megasa. Megasa

La patronal de Megasa y Celsa tilda de “chapuza” el decreto de Sánchez

Unesid, la patronal siderúrgica, ha pedido al Gobierno que aclare cuestiones sobre el cese de actividad de altos hornos

El director general de la patronal siderúrgica, Unesid, Andrés Barceló, ha calificado de "chapuza" el real decreto que establece la obligación de cesar las actividades no esenciales, y ha pedido al Ministerio de Industria que aclare cuestiones como, por ejemplo, qué hacer con los altos hornos, instalaciones que no pueden parar. Empresas gallegas del sector, como Megasa, en Narón, o Celsa Atlantic, en A Laracha, forman parte de esta asociación empresarial.

"Lo están llamado hibernación cuando deberían decir que es un cerrojazo a la economía", ha dicho Barceló, que ha subrayado que se enteraron de los detalles de la normativa cuando la leyeron a las 23.35 horas en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y después de haber visto "borradores múltiples".

Decisiones poco meditadas

"Creíamos que algunas actividades iban a estar. El Gobierno tiene toda la legitimidad y autoridad para hacerlo, pero no para hacer una chapuza", ha advertido Barceló, quien ha considerado que se han tomado ciertas decisiones "poco meditadas" y que para el sector de la siderurgia son "básicas".

En este sentido, ha señalado que hay instalaciones, como los altos hornos, que no se pueden parar, y plantas en las que se fabrican aceros que se usan en suministros hospitalarios, compañías energéticas o el sector agroalimentario (hojalata para las conservas).

"Hay incluso una empresa que fabrica tubos que tenía un pedido urgente para hacer con ellos camas hospitalarias", ha dicho Barceló, que ha subrayado que sin permiso esta empresa no podrá trabajar, y ha recordado que sólo se ha dado una moratoria de 24 horas para cesar toda actividad no considerada esencial.

Temor a robos

Además, hay instalaciones que requieren un mínimo de mantenimiento, servicios de seguridad para que no se robe el "valioso" material que albergan o que necesitan de un plan de cierre ordenado.

"Hay cosas que no se pueden cerrar en 16 horas y menos por la noche, cuando la gente tiene la mala costumbre de dormir. Necesitamos seguridad jurídica", ha aseverado.

Por ello, desde Unesid han remitido un escrito a Industria en el que piden que se aclaren estas cuestiones, así como qué pasará con los barcos que estaban contratados desde hace meses para importar y exportar material a las fábricas.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha dicho este lunes en una entrevista en Los Desayunos de TVE que hay actividades que no son esenciales para la economía pero sí para alguna comunidad autónoma, y que se han tenido en cuenta a la hora de aprobar esta "hibernación" de actividades no esenciales, como las conserveras en Galicia o los altos hornos en el País Vasco, que no pueden dejar de funcionar.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad