Jacinto Rey, presidente de la constructora San José, durante la salida a bolsa del grupo
stop

La constructora gallega, acusada por haber inflado presuntamente las obras del AVE a Murcia, ganó 18,2 millones de euros en 2018

en A Coruña, 01 de marzo de 2019 (12:33 CET)

El sector de la construcción resurge y lleva en volandas al grupo San José. La compañía presidida por Jacinto Rey cerró el año 2018 con unos beneficios de 18,2 millones de euros. Son un 48,1% superiores a los 12,27 millones de euros cosechados el año anterior y da un balón de oxígeno a San José, acusada por el Juzgado de Instrucción Número 9 de Murcia de haber inflado los presupuestos del AVE a Murcia en 6,3 millones de euros.

La compañía gallega, que en los últimos meses se ha adjudicado obras de relumbrón como el Centro Vialia de Vigo o el Hotel IDR Family en Abu Dhabi, así como más de 1.500 viviendas en toda España, ha logrado impulsar su cifra de negocio hasta los 758,42 millones de euros. Es un 11,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

Deja atrás la deuda

El tirón del ladrillo impulsa a las constructoras y, entre ellas, a San José, cuyo balance dista mucho de parecerse al del resto del sector. Y es que en apenas un año ha pasado de tener una deuda financiera de 66,7 millones de euros a presentar una posición de caja positiva de 23,4 millones de euros.

Este cambio de rumbo permite a la compañía un importante ahorro en gastos financieros que provoca, entre otras cosas, que el incremento de sus beneficios sea cuatro veces superior al de sus ingresos, haciendo a la compañía más rentable.

Hemeroteca

San José Jacinto Rey
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad