El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el Palacio Presidencial.

Las (sin) razones de Maduro para intervenir el banco de Escotet

stop

Venezuela justifica la intervención de Banesco para "sanearlo y despojarlo de actividades ilícitas o favorecedoras de la comisión de delitos financieros"

A Coruña, 04 de mayo de 2018 (11:35 CET)

El gobierno de Nicolás Maduro en modo "salvapatrias". Si primero fue, según la Fiscalía, una operación para evitar que Banesco actuara como soporte de acciones especulativas contra el bolívar, ahora es el saneamiento de la entidad, por paradigmático que pueda paracer, el principal objetivo que tiene el régimen de Maduro con la intervención. Así lo explica en el comunicado que justifica el control estatal del banco de Juan Carlos Escotet.

En síntesis, Maduro interviene Banesco "para garantizar el pleno funcionamiento y la continuidad de la prestación de servicios luego de la detención de altos directivos ordenada por el Ministerio Público". "Es importante destacar", reza el comunicado oficial, "que esta medida de intervención mantendrá la actividad de la entidad financiera y se lleva a cabo precisamente para garantizar que la institución conserve su actividad bancaria y continúe brindando sus servicios a los usuarios y usuarias del sistema con absoluta normalidad".

Una administradora de la intervención

"Esta acción de protección al pueblo venezolano, tendrá una aplicación por un plazo de 90 días, durante los cuales se espera reconducir la administración del banco saneándolo y despojándolo de toda aquella actividad ilícita o favorecedora de la comisión de ilícitos financieros", sostiene el Gobierno de Maduro en su nota.

El régimen ha designado una junta administradora, dirigida por la viceministra de Finanzas, Yomana Koteich, "por el tiempo que dure la intervención que garantizará en todo momento los derechos de los usuarios y usuarias, de los accionistas y las accionistas, así como la transparencia de las operaciones que a través de esa entidad se realicen". Escotet, propietario y hasta ahora presidente de Abanca, es el primer accionista de Banesco.

El gobierno de Maduro mira a los ahorristas y señala que "han sido utilizados y perjudicados doblemente: inicialmente haciendo uso indebido de su dinero para la distorsión del mercado cambiario ilícito y especulativo y, posteriormente, arremetiendo contra la estabilidad financiera de la familia venezolana al contribuir con la distorsión del sistema económico y financiero nacional". La nota oficial la firma Wilmar Castro Soteldo, vicepresidente sectorial para el Área Económica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad