Planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo)

La Xunta alerta: Alcoa despedirá en Lugo

El delegado de la Xunta, José Manuel Balseiro, pide al Gobierno que actúe ante las pérdidas de Alcoa en San Cibrao, pues cree que desembocarán en despidos

No cesa la tormenta sobre Alcoa. La última planta de la multinacional norteamericana en España ha disparado las alarmas entre la plantilla al aplicar un recorte de producción. Como sucede con los trabajadores, también la Xunta está preocupada con las pérdidas acumuladas por la planta de San Cibrao (Lugo), pues entiende que acabarán provocando un recorte de personal en el que hasta hace poco era el complejo más rentable de la compañía en la península.

El delegado del gobierno gallego en Lugo, José Manuel Balseiro, aseguró que “en este momento hay 32 cubas paralizadas, de las 500 que tienen electrolisis". "Con lo cual, si tenemos una pérdida de entre seis y nueve millones de euros mensulamente, que dice el presidente del comité de empresa, y si Alcoa está reduciendo la producción, para bajar esa perdida que tiene, no hace falta ser adivino para saber que el siguiente paso es reducir los puestos de trabajo", aseguró.

La Xunta exige (otra vez) el estatuto

La multinacional cuenta con una planta de alúmina y otra de aluminio en San Cibrao, en el municipio lucense de Cervo. La primera, abastecida por el gasoducto de A Mariña de Gas Natural, es muy rentable, pero la segunda ya registró números rojos el año pasado, impactada por los costes de la energía.

Balseiro ha reprochado a Pedro Sánchez "estar dándole la espalda a un tema preocupante, tan preocupante como que Alcoa es la empresa más importante y que más puestos de trabajo genera en la provincia de Lugo, entorno a 1.200 directos y entorno a 700 a través de empresas auxiliares". Desde la Xunta llevan tiempo reclamando que se ponga en marcha el llamado Estatuto del Consumidor Electrointensivo, un paquete de medidas para abaratar el coste energético a la industria y evitar deslocalizaciones. El Gobierno había prometido su puesta en marcha antes de las elecciones, pero el borrador no convenció a las empresas y la normativa quedó aplazada sine die.

balseiroxuntaa

José Manuel Balseiro, delegado de la Xunta en Lugo

"El gobierno puso cincuenta fechas para aprobar ese estatuto y a día de hoy ese estatuto no se aprobó", reprochó Balseiro. El delegado de la Xunta defendió que el Gobierno central tiene que buscar “una solución” y argumentó que con Mariano Rajoy en Moncloa siempre se resolvieron problemas similares.

"De aquella sí que salió a la calle manifestándose, como hay que hacer moderadamente, y ahí tendríamos que participar todos; también las administraciones porque hablamos de la empresa más importante de la provincia, los distintos sindicatos y la sociedad de A Mariña y de la provincia en general", concluyó.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad