José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. Foto: Caixabank

La fusión Caixabank-Bankia destapa duplicidades en las urbes gallegas

Desde Comisiones Obreras creen que el impacto del ajuste de oficinas será "mínimo" en Galicia porque Bankia solo tiene presencia en las grandes ciudades

CaixaBank y Bankia han dado luz verde a la fusión para crear la mayor entidad bancaria de España en un movimiento que vendrá acompañado de un ajuste en la red de sucursales que se hará notar con menos intensidad en comunidades como Galicia.

Xoán Carlos Viveiro, secretario general de la sección de CaixaBank en Galicia y que forma parte de Comisiones Obreras, el sindicato que lidere las negociaciones relativas al "ajuste" de empleo, asegura a Europa Press que "la repercusión tendría que ser mínima" en Galicia. "No van a ser muchas y tienen que ser voluntarias", augura, al entender que, a diferencia de otros territorios, solo se darán duplicidades en las grandes ciudades.

Y es que las 17 sucursales de Bankia en la comunidad gallega se sitúan en las siete grandes ciudades: cinco en A Coruña, cuatro en Vigo, dos en Santiago, dos en Ourense, dos en Lugo, dos en Pontevedra. De ahí que las duplicidades, de darse, se concentren en las urbes y esquiven las localidades de menor tamaño, lo que limitará el cierre de sucursales y evitar exclusión financiera en las poblaciones de menor tamaño.

"Habrá salidas voluntarias"

"Habrá duplicidades pero van a ser fácilmente solucionables", advierte Viveiro, quien cree que el factor urbano de la red de Bankia es clave. "No es lo mismo que si ocurriera en un pueblo", recalca Viveiro, en referencia a la fusión entre CaixaBank, que dispone de 740 empleados y 150 oficinas en Galicia, y Bankia, con 120 trabajadores y una red compuesta por las 17 sucursales mencionadas.

En este sentido, resalta que "seguro" que habrá cierre de oficinas, pero constata que, de hecho, esta era una senda que ya estaba siguiendo CaixaBank, para "centralizar el negocio en oficinas más grandes", y que no tiene por qué suponer reducción de personal.

En cualquier caso, el sindicalista también asume que "va a haber salidas voluntarias", pero destaca que serán "vía prejubilación o salidas incentivadas, todas las que haya". "Y más, con la presencia del Estado" en la entidad resultante de la fusión, lo que, en su opinión, aporta más garantías de que las medidas en el empleo sean "no traumáticas", aunque no será hasta el segundo trimestre de 2021 cuando se empiece a negociar el acuerdo laboral.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad