Vista exterior de la sede del Grupo Caamaño en Culleredo (A Coruña)

Los nuevos dueños de Caamaño inyectan 6 millones en la planta coruñesa

El histórico proveedor de Inditex ampliará su factoría de Culleredo, lo que generará 700 puestos de trabajo, según la Xunta de Galicia

El grupo Caamaño va en ascenso. El grupo, cuya mayoría accionarial desde hace tres meses en manos del coglomerado vasco Kider, invertirá más de 6 millones de euros en ampliar su planta en Culleredo, una operación que, además, derivará en la generación de 700 nuevos empleos. La noticia saltó en la mañana del jueves, ya que el Consello de la Xunta de Galicia aprobó el inicio de la tramitación del proyecto que permitirá al histórico proveedor de Inditex iniciar las obras necesarias para la ampliación de sus instalaciones. 

El objetivo de la compañía es ampliar en cerca de 10.000 metros cuadrados su superficie “para dar continuidad a su proceso de investigación y de desarrollo”. En medio del clima de emergencia industrial que vive la comunidad gallega tras el anuncio del cierre de la térmica de As Pontes y de los problemas que atraviesa la planta de Alcoa en San Cibrán, el gobierno gallego ha vendido este anuncio como un revulsivo en la creación de empleo en la comarca, tanto de forma directa como indirecta. Tanto es así que si bien el grupo Caamaño no especificaba en el comunicado enviado a medios de comunicación a cuánto asciende la inversión que acometerá, la Xunta de Galicia sí dejó claras las cifras: 6,25 millones de euros y 700 nuevos empleos, 200 directos y 500 indirectos.

Crecimiento nacional e internacional 

El grupo, encargado del montaje de las tiendas de Inditex, pretende abordar un "ambicioso plan de crecimiento nacional e internacional". El mismo, especifica la empresa, se pone en marcha precisamente tras el acuerdo alcanzado con Kider el pasado verano. "El objetivo es consolidarse como líder europeo y de referencia muncial en el diseño y construcción de espacios comerciales y su mobiliario", apunta la compañía, ahora en manos de capital vasco.

Antes de la llegada de los nuevos dueños, los activos de Caamaño en la provincia coruñesa se limitaban al complejo productivo de Culleredo, de 44.000 metros cuadrados. El grupo cuenta además con instalaciones en China, Rusia, República Checa y Estados Unidos, además de establecimientos permanentes en prácticamente toda Europa.

Con el apoyo de la Xunta, a la empresa le toca ahora elaborar y presentar el proyecto sectorial de incidencia supramunicipal que le permitirá acometer las obras de ampliación previstas. Una vez reciba todas las autorizaciones, tendrá tres años para acometer las construcciones necesarias.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad