stop

Inditex triplicó su plantilla en los últimos diez años, hasta los 162.450 trabajadores, desde la llegada de Pablo Isla

A Coruña, 18 de marzo de 2017 (05:00 CET)

Inditex no es solo una locomotora de ventas y beneficios. El líder mundial de la moda se ha convertido en los últimos años en una engrasada máquina de contratación. El departamento de Recursos Humanos del gigante mundial de la moda gestiona actualmente las nóminas de 162.450 empleados, al cierre de 2016, según el dato facilitado por la compañía en la presentación de resultados. Hace tan solo seis años, en 2010, la plantilla de Inditex estaba compuesta por 100.138 empleados.

De forma constante, como un calculado resorte de crecimiento que acompaña a la apertura de tiendas y a las ventas, la compañía fundada por Amancio Ortega ha procedido a incrementar su plantilla a un ritmo de 10.000 trabajadores cada año. Así lo ha hecho desde 2010. El último ejercicio, el 2016, no iba a ser menos y fueron un total de 9.596 los nuevos trabajadores del gigante, prácticamente en esa media que se mantiene constante desde 2010.

El avance silencioso

El pulso a la evolución de la matriz de Zara y todas sus cadenas no solo se mide en facturación. También en contrataciones. Por ejemplo, el 2015 fue un gran año en este sentido. El grupo de Amancio Ortega creó 15.800 nuevos empleos, 4.120 de ellos en España. Con este avance, Inditex contaba ya en dicho año con un total de 152.854 personas de 90 nacionalidades. En un lustro, más de 50.000 personas, presume discretamente en su memoria de ese año la compañía gallega.

Echar la vista atrás permite comprobar cómo el grupo ha triplicado su plantilla desde 2005, cuando contaba 58.190 trabajadores. Ese año coincide con la llegada de Pablo Isla a Arteixo, primero en calidad de consejero delegado. Los trabajadores de las tiendas son el principal colectivo profesional de Inditex. Suman el 87% de la plantilla total del grupo. El resto se reparte entre las áreas de logística (el 5% de la plantilla), de servicios centrales (suma el 7%), y fabricación (el 1%). De ahí que sean claves las contrataciones en la cadencia de aperturas de nuevas tiendas.

Romper la norma

El ritmo de aperturas también se mantiene en el orden de las 400 netas cada año. Este año, por ejemplo, Inditex espera entre 450 y 500 aperturas brutas y la absorción de 150 o 200 unidades pequeñas en tiendas cercanas.

¿Es Inditex inmune a la crisis en cuanto a la política de contrataciones? Parece que no. De hecho, desde 2005, cuando el ritmo de contrataciones se disparó, solo hubo un año a ralentí en Arteixo. Coincidió con el inicio de la crisis económica, imperceptible para algunos en 2008. Pues bien, entre 2008 y 2009, Inditex solamente contrató a 3.189 trabajadores, rompiendo un ritmo que volvió a recuperar en 2010. 

Hemeroteca

Inditex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad