Instalaciones de Reganosa en Mugardos

Guerra total: Enagás maniobra para tumbar Reganosa

Enagás presenta alegaciones al trámite administrativo de evaluación ambiental de Reganosa

Guerra abierta y las cartas (casi) boca arriba. Enagás, dueña de todas las plantas de gas licuado a excepción de Reganosa, ha presentado alegaciones contra el trámite administrativo de evaluación ambiental de la planta de Ferrolterra. Así lo asegura el comité de empresa de Reganosa, que este viernes ha vuelto a acusar a la firma rival de “estar detrás de varias maniobras para que la factoría cierre”.

A través de un comunicado, la parte social asegura que "ya se sabía de las relaciones que unen a Enagás y el denominado Comité Cidadán de Emerxencia", que durante todo el tiempo que lleva operando la planta situada en Punta Promontorio siempre ha demandado su cierre y eliminación.

“O el control o la desaparición”

El comité de empresa de Reganosa asegura que Enagás "ha presentado alegaciones al trámite administrativo de evaluación ambiental", asegurando que para ello esta compañía, "cuyo 73% del capital es extranjero, trata de legalizar y desinvernar la planta construida en Gijón, que nunca llegó a funcionar y en torno a la que quiere construir un hub de GNL", presentado las alegaciones "como titular de esta planta" de Asturias y que "le sea reconocida su condición de interesado".

Denuncian los trabajadores que actualmente Enagás es "la dueña de todas las plantas de Gas Natural Licuado, a excepción de la nuestra, y de lograr su control o su desaparición, controlaría absolutamente todas la infraestructuras".

Aceptación social del proyecto

Frente a estas acusaciones de buscar el cierre de Reganosa, fuentes de Enagás han destacado que la firma considera que la planta es "fundamental para el sistema gasista español".

Por su parte, los trabajadores de Reganosa estiman que con este proceso "Enagás quiere retrasar la evaluación ambiental" de las instalaciones de Mugardos, tras solicitar que "se abra un nuevo período de información pública a todos los efectos" y "la realización de más trámites, como un estudio que justifique la aceptación social del proyecto, algo que Enagás nunca realizó para sus plantas".

Según indica el comité, son criterios que aseguran "también son compartidos por el Comité Cidadán de Emerxencia", al que acusan de connivencia al buscar ambos el mismo objetivo, por el cierre de esta planta.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad