Pedro Larrea, consejero delegado de Ferroglobe / Grupo Villar Mir

Ferroglobe se lleva su sede de Londres a Madrid por miedo al Brexit

La matriz de Ferroatlántica busca esquivar hipotéticas posibles restricciones al transporte de sus productos entre la Unión Europea y Reino Unido

Ferroglobe, la matriz de Ferroatlántica, anuncia su traslado. La compañía participada al 55% por el Grupo Villar Mir abandonará su sede en Londres y la trasladará a Madrid para esquivar la incertidumbre que todavía rodea a un Brexit que todavía no encuentra fecha en el calendario.

La firma capitaneada por Javier López Madrid da el paso apenas unos meses de advertir del riesgo que traería consigo la salida de Reino Unido de la Unión Europea. En concreto, la compañía reflejaba en su memoria anual el temor “asociado a la actual incertidumbre sobre los términos en los que Reino Unido dejará la Unión Europea y las consecuencias que pueden derivar de esta salida, fundamentalmente en cuestión de impuestos, leyes y regulación, volatilidad y tipos de cambio".

El fabricante de silicio metal y ferroaleaciones aseguraba que el Brexit podría afectar “a la facilidad para vender y transportar los productos que fabrican desde el continente hasta sus clientes en Gran Bretaña".

El movimiento se produce tres meses después de que la firma participada por el Grupo Villar Mir presentase un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para todo su personal en las plantas de Sabón, Cee-Dumbría, Boo (Cantabria) y servicios centrales tras asegurar que el “elevado coste de la energía es inasumible”.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad