Luis Fernández Somoza | EFE
stop

TDN, la nueva empresa de transportes de Fernández Somoza, ejecuta una operación acordeón por valor de 17 millones para cubrir pérdidas

en A Coruña, 14 de noviembre de 2018 (06:00 CET)

El grupo de Luis Fernández Somoza ha puesto en marcha el plan de rescate de su nueva empresa de transporte, la firma de paquetería industrial TDN. Con 30 años de trayectoria y un volumen de facturación que ronda los 50 millones, TDN acumulaba ejercicios en números rojos y urgentes problemas de tesorería cuando Carteson, el brazo inversor del antiguo propietario de Azkar, tomó el control de la sociedad. Lo hizo en una ampliación de capital de 12,5 millones que suscribió íntegramente el 18 de diciembre del año pasado.

La familia de Fernández Somoza se hizo con 99,7% del capital, elevando el 49% que poseía desde 2015, y puso en marcha el rescate de la empresa, que cerró el ejercicio con un patrimonio neto negativo de 10 millones y un fondo de maniobra también negativo por valor de 2,7 millones. Para corregir el desajuste contable, provocado por las pérdidas acumuladas en los últimos ejercicios, los nuevos dueños ejecutaron una operación acordeón en la que movilizaron casi 17 millones.

TDN

Flota de camiones de TDN en Coslada

Los números del rescate

La operación se acordó en la junta de accionistas celebrada en Madrid a finales de julio, pero no se ejecutó hasta octubre de este año. TDN redujo a cero un capital de 12,7 millones y, simultáneamente, recibió una inyección de 4 millones por parte del grupo de Fernández Somoza, que se dejó 16,7 millones en la operación acordeón.

La familia, que cuenta con Susana y Belén Fernández Paradela --las hijas del expropietario de Azkar-- en la administración solidaria de la firma, tenía previsto condonar préstamos participativos por importe de 10,1 millones para enjugar pérdidas. En menos de un año, el rescate de TDN se acerca a los 40 millones, entre la ampliación de capital, la condonación de préstamos y la operación acordeón. Carteson cifraba a cierre de 2017, antes de la última inyección, en 18,5 millones los fondos desembolsados para reflotar la empresa.

TDN, con sede central en Coslada, contaba a cierre de 2017 con unos 440 trabajadores y casi 20 millones en activos. La firma, que transporta mercancías en España y Portugal, desplegaba una red de 40 naves y disponía, según sus propios datos, de una flota de recogida y reparto de 700 vehículos, entre propios y subcontratados.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad