La Fiscalía de Pontevedra abre la puerta a que los afectados por los atascos en los accesos a Rande por la AP-9 puedan reclamar | EFE

Estafa en Audasa: la tesorera creó una red ficticia de pagos al seguro

El presunto fraude cometido por la ya extesorera de Autopistas del Atlántico, en prisión sin fianza, se eleva a 1,7 millones, según la investigación

Pagos ficticios de franquicias de seguros por siniestros. Ese era el vértice de una trama que, presuntamente, urdió durante años la ya extesorera de Autopistas del Atlántico (Audasa), actualmente en prisión sin fianza, y que le sirvió para desviar fondos de la compañía por un importe que fuentes de la investigación elevan ya a 1,7 millones de euros. Imputada en la causa junto a su marido, I.C.M está acusada de un delito continuado de estafa, de especial gravedad por su cuantía, de otro falsedad documental y por blanqueo de capitales.

El caso, que sigue el Juzgado de Instrucción número ocho de A Coruña, se encuentra en su fase final. Y algunas de las declaraciones de los testigos incorporadas a la causa, a las que ha tenido acceso Economía Digital, permiten reconstruir el modus operandi de la empleada, al que supuestamente recurrió durante años para distraer las cantidades sin conocimiento aparente de sus superiores.

La gestión de pagos de seguros

La tesorera, que trabajaba a las órdenes de la directora de administración de la compañía (de ella dependían cuatro departamentos: contabilidad, recursos humanos, gestión de cobro de peajes e informática), llevaba a caso las labores de tesorería en solitario. La investigación interna de la empresa, previa a la denuncia, presentada el 21 de diciembre de 2018, concluyó que "los movimientos se realizaron en la operativa de control y gestión de pagos de seguros que tenía que realizar Autopistas del Atlántico".

Así, según las declaraciones de sus superiores, entre ellas la de la propia directora de administración, M.E.P.M, que desde febrero de este mismo año ya no está en Audasa, "se generaban operaciones de pago de franquicias que no aparecían en la contabilidad; cantidades no muy importantes, por eso no llamaban la atención" y que "en realidad no correspondían a verdaderos siniestros".

Casi doscientas transferencias

El relato de la entonces directora de administración ante el titular del Juzgado de Instrucción número ocho de A Coruña es contundente: internamente, en Audasa y en Autoestradas de Galicia, "no había una relación de siniestros que permitiese entonces comprobar que el pago de franquicias correspondía con esos siniestros". "Las transferencias ficticias no se pudieron comprobar porque físicamente no pasaron" por su mesa, según el testimonio de la responsable de adminsitración ante el juez.

La ya extesorera, ahora en la cárcel de Teixeiro, "también alteraba los vencimientos de lo pagarés, ponía que estaban cargados cuando no era así o al revés, y se descubrió que no estaban contabilizados cargos en cuentas Visa que sí obedecían a pagos reales", según la declaración de M.E.P.M. De acuerdo con la investigación, la extesorera llegó a realizar casi dos centenares de transferencias ficticias a sus cuentas particulares para detraer los fondos de Audasa.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad