El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una visita a la central térmica de Endesa en As Pontes acompañado por Borja Prado

Endesa-As Pontes duplicó su valor contable meses antes del parón

Endesa Generación decidió incrementar en 2018 el valor en libros de la planta de As Pontes hasta los 103 millones, récord en el grupo, tras sus inversiones

Endesa tiene su pulmón en As Pontes, pese a la parálisis activada desde el pasado mes de mayo por la dirección del grupo. Y cada vez es más grande. A pesar de no poder competir actualmente con energías más baratas debido al elevado coste de los derechos de emisión de CO2, tal es la apuesta que Endesa Generación, la filial titular de las instalaciones, optó por doblar el valor contable bruto de la planta gallega en diciembre de 2018, a unos meses de decretar discretamente la paralización de As Pontes.

Endesa Generación situó el valor en libros de la central a diciembre de 2018 en 103,1 millones de euros, frente a una valoración en el balance de apenas unos 54,4 millones justo un año antes. Esos 103 millones se encuentran registrados en el balance una vez deducida, como activo que es, su amortización acumulada y cualquier corrección valorativa por deterioros que se haya registrado en estos años. 

El precio de referencia para una venta

Este valor contable asignado sería el que debería tener en cuenta Endesa Generación a la hora de vender la central gallega, si fuese el caso. Todo ello tiene mucho que ver con las inversiones realizadas. A 31 de diciembre de 2018 las inversiones brutas en activos de Endesa Generación se situaron en 312 millones de euros, y As Pontes se llevó un buen pellizco.

De acuerdo con la propia memoria de Endesa Generación, las inversiones realizadas en las centrales nucleares para la mejora de las instalaciones y aumento de los niveles de seguridad ascendieron el año pasado a 163,6 millones de euros. El resto de la inversión, otros 149,2 millones, se ha materializó en centrales térmicas e hidráulicas, ya en explotación, "siendo su finalidad la mejora de la fiabilidad, eficacia, seguridad y medioambiente de dichas instalaciones, destacando principalmente las inversiones medioambientales realizadas en As Pontes. La planta gallega se llevó el año pasado unos 43 millones de inversión, destinados a la reducción de emisiones bajo la Directiva de Emisiones Industriales de la UE.

La clave de las inversiones

El proyecto de adecuación medioambiental de la central térmica de As Pontes a la directiva europea se dividió en dos tipos de actuaciones: las encaminadas a reducir las emisiones de óxidos de Nitrógeno (N0x) y las destinadas a la minoración de las emisiones de óxidos de azufre (S0x). Las obras correspondientes al primero de los proyectos se han concluido y las instalaciones se encuentran en servicio mientras que las segundas están en fase de ejecución.

Una térmica que vale más que las nucleares

As Pontes es el gran activo del grupo eléctrico filial de Enel. Los 103 millones de valor contable que el grupo otorga a la central gallega supera con creces al de sus tres centrales nucleares (Ascó I y II, Vandellós y Almaraz), que es de 91 millones tras los cierres anunciados.  Y también está por encima de la valoración de todos sus activos hidráulicos.

De acuerdo con el propio balance de la compañía, As Pontes representa la tercera parte de todo su parque de generación en España. Y ahí también están incluidos los activos de generación de ciclo combinado de As Pontes, que a cierre de 2018 se situaban en 3,1 millones de euros, frente a 1,8 millones de un año antes.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad