Casino de Luckia en el complejo Arica City Center, en Chile

El Grupo Orenes desembarca en Galicia y desafía a Egasa y Comar

stop

Orenes Atlántica de Azar, con base en A Coruña, irrumpe en el mercado gallego por dos vías: las apuestas deportivas y la instalación de máquinas de azar

en A Coruña, 12 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

Los reyes gallegos del juego tienen invitado a la mesa. El grupo murciano Orenes se atreve a desafiar en su propia casa a gigantes como Egasa (Luckia) o Comar, que gestiona el Casino del Atlántico. Dentro de sus planes de expansión, el grupo impulsa Orenes Atlántica de Azar, su filial para el mercado gallego, que se centra en el negocio de las apuestas deportivas con la instalación de terminales y la distribución de máquinas de azar para terceros.

Orenes no es un desconocido en Galicia. Ni un cualquiera. Gestiona ocho casinos en España y otros tres en México, territorio de especial interés en su plan estratégico, que acaba de finalizar al completar una inversión de 300 millones. En territorio español, el plan ha pasado por abrir nuevos locales a un ritmo de medio centenar al año, y tener presencia en áreas en las que no contaba con relevancia hasta ahora.

Los planes en Galicia

El grupo murciano, que constituyó Orenes Atlántica de Azar el año pasado con un capital de 120.000 euros y domicilio en el polígono compostelano de Costa Vella, acaba de activar una remodelación en la cúpula de la filial y su traslado a A Coruña, concretamente al polígono de Pocomaco. El equipo de ejecutivos en Galicia trabaja en dependencia directa del Javier López Cerón, el director general del grupo. Por el momento, el grupo ha activado una inversión de un millón de euros en Galicia.

Orenes cerró el año pasado con una cifra de negocio de 440 millones de euros tras invertir 102 millones. La mitad de ese importe se destinó a la extensión de la red de salas de juegos. El número de empleados de Orenes asciende actualmente a 2.532 personas.

Todo un gigante

Andalucía, Canarias, Baleares, Extremadura, Murcia, Madrid y Comunidad Valenciana son algunos de los territorios que cuentan con bingos de Orenes. El grupo murciano es un gigante dentro del sector. Lo saben muy bien tanto Egasa como Comar. De hecho, su nivel de ventas está a mucha distancia de los registros que ofrecen las compañías de los dos magnates gallegos del juego: José González Fuentes o José Collazo.

Comar, otrora el líder indiscutible en Galicia, cuenta con una cifra de negocio que ronda los 110 millones de euros, mientras que el grupo familiar que gestiona Luckia se aproxima a los 270 millones en ingresos. Ambos, por debajo de Orenes. Las cifras del grupo murciano hablan por sí solas. Cuenta con  14.623 máquinas de juego, repartidas entre 219 salas, 254 establecimientos de apuestas, 11 casinos y 18 bingos. El volumen de negocio previsto por la compañía murciana para el presente ejercicio se sitúa en 526 millones, un 19,7% más.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad