El presidente de la patronal, Antón Arias, es una de las partes implicadas en el conflicto de Arias Infraestructuras

El futuro accionarial de Arias Infraestructuras se dirime en los juzgados

stop

La familia fundadora, entre los que figura el presidente de la CEG, y el accionista mayoritario mantienen abierta la vía judicial para zanjar sus discrepancias

Pablo Barro

Economía Digital 

El presidente de la patronal, Antón Arias, es una de las partes implicadas en el conflicto de Arias Infraestructuras

A Coruña, 22 de diciembre de 2017 (05:00 CET)

El futuro accionarial de Arias Infraestructuras no está tan claro como parece. La familia fundadora se ha desvinculado, aparentemente, de la sociedad tras ejercer su derecho de separación, según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Sin embargo, las desavenencias entre los hermanos Arias Díaz-Eimil y la sociedad que controla desde principios de este mes el 100% del capital, también han llegado hasta este último movimiento.

Fuentes próximas a la empresa han confirmado a Economía Digital que las discrepancias existentes, que tienen que ver con la valoración que se da a la participación de los hermanos Arias Díaz-Eimil, entre los que se encuentra el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Antón Arias, dejan en el aire la posición accionarial de la familia fundadora, al menos hasta que un juez ratifique que el proceder de Abeirar 2005, liderada por Ildefonso Rodríguez y gran beneficiada de esta operación, ha sido el correcto.

Salida del capital

El consejo de administración de la constructora coruñesa impulsó una reducción de capital por valor de 607.824,00 euros que consistió en amortizar 10.800 acciones representativas del 25% de la masa social, previa contratación de un tasador independiente para determinar el importe que les correspondía a los hermanos y consignación de dicha cuantía durante un período de dos meses.

El proceso judicial que mantienen los hermanos Arias e Ildefonso Rodríguez, podría demorarse varios meses. La reducción de capital y consiguiente salida del accionariado de la familia fundadora estará a expensas de lo que decida el juez. Hasta entonces, la familia Arias se mantendrá al margen de las decisiones de la empresa que, como reconocían este miércoles sus directivos, “ganará en agilidad y será más dinámica a la hora de tomar decisiones” sin la presencia de los herederos en el accionariado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad