Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, y Manuel Manrique, presidente de Sacyr

El fondo Corsair prepara una contraoferta para arrebatar Itínere a Globalvía

stop

Desactivado el proceso de arbitraje entre los accionistas, Corsair tiene dos meses para igualar el precio ofrecido por Globalvía para hacerse con Itínere

en A Coruña, 02 de agosto de 2018 (04:55 CET)

La batalla por Itínere no ha escrito su último capítulo con el anuncio de compra por parte de Globalvía de los paquetes en manos de Sacyr, Abanca y Kutxabank, que suman un total del 55,6% del gestor de autopistas. Corsair, el fondo norteamericano que controla Itínere por un acuerdo de socios de 2009, y que con 38% dominaba hasta ahora el consejo de administración, se prepara para responder a la oferta de Globalvía.

El pacto de socios firmado entre Corsair, heredero de Citi en el accionariado de Itínere, y el resto de socios (Abanca, Sacyr y Kutxabank), establece un derecho preferente en caso de que se activase la venta de los paquetes minoritarios, como así ha sido. Sacyr comunicó a la CNMV el pasado viernes que los tres accionistas se desprendían del 55,6% de Itínere por 722 millones, valorando la totalidad de la compañía en unos 1.300 millones de euros.

Corsair plantea igualar la oferta de Globalvía

El acuerdo de venta, según fuentes de las negociaciones, desactiva la vía del arbitraje que habían iniciado los socios minoritarios frente a Corsair, al que apoya otro accionista, Liberbank, con el 5,8%.  El conflicto se dirimía en la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid  y Abanca, Sacyr y Kutxabank confiaban en tener un dictamen a partir de septiembre.

Sin embargo, el acuerdo con Globalvía cambia todo el escenario, y no solamente la resolución del conflicto en el arbitraje, que entra en vía muerta. También modifica las posiciones de los socios. Según fuentes financieras, Corsair está dispuesto a ejercer su derecho preferente, fruto del acuerdo de socios, para igualar la oferta de Globalvía por Itínere.

Dos meses para decidir la venta de Itínere

Ese derecho de tanteo al que parece dispuesto a acogerse el fondo norteamericano tiene un plazo. Corsair cuenta con sesenta días para igualar la oferta de Globalvía por Itínere, fruto de ese derecho de preferencia ante una venta a terceros de paquetes minoritarios del gestor de infraestructuras.

Este no es el primer plan B que activaría Corsair frente a sus socios, con quienes lleva más de un año de conflicto. Fuentes financieras ya apuntaban hace algo más de un mes, antes el acuerdo de venta de Sacyr, Abanca y Kutxabank, que Corsair buscaba financiación para hacerse con sus paquetes en caso de que perdiera en la Corte de Arbitraje de Madrid, proceso ahora desactivado.

Abanca (23,8%), Sacyr (15,5%) y Kutxa (16,3%) tienen ante sí la puerta de salida de Itínere abierta, pero falta franquearla definitivamente. Lo harán si finalmente Corsair decide no mover ficha. El banco de Escotet logró con la salida de Itínere unos 310 millones. Itínere no es solo la propietaria de la concesionaria de la Autopista del Atlántico, que es su activo más rentable. También controla Autoestradas de Galicia, que explota la AG-55 (A Coruña-Carballo) y la AG-57 (Puxeiros-Val Miñor).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad