Juan Roig durante una visita a la primera tienda de Mercadona en Portugal

El coronavirus 'pone en cuarentena' la alianza de Frinsa y Mercadona

Mercadona reconoce a A Poveira, propiedad en un 50% de Frinsa, como proveedor de referencia en Portugal, donde frenó su expansión por el coronavirus

La pandemia por coronavirus ha aplazado la expansión de Mercadona en Portugal y, de rebote, ha perjudicado a la conservera gallega Frinsa, a quien la cadena de Juan Roig reconoce como uno de sus proveedores de referencia en el país vecino. Lo hace de manera indirecta, situando a la planta de Póvoa de Varzim de la empresa lusa A Poveira en su grupo de interproveedores, ahora llamados Proveedores Totaler.

Frinsa, grupo con base en Ribeira (A Coruña) fundado por Ramiro Carregal y con más de 500 millones de facturación, compró el 50% de la conservera portuguesa el año pasado. Uno de los atractivos de la operación era que permitía a la empresa gallega, experta en abastecer de marca blanca a las grandes distribuidoras, entrar en grupos de distribución como Jerónimo Martins (Pingo Doce y Recheio). Pero también la negociación que mantenía A Poveira con Mercadona, que aterrizaba en Portugal con un ambicioso plan de expansión, en el que prevé invertir 260 millones para abrir 150 tiendas.

La cadena de Juan Roig confirma en su memoria anual correspondiente al ejercicio 2019 que A Poveira es uno de sus Proveedores Totaler, destacando la inversión de 1,4 millones de la empresa lusa en la mejora de las instalaciones del polígono de Laúndos, el mismo donde Mercadona situó su centro logístico para Portugal. Añade Mercadona que esta inversión de A Poveira se hizo para nuevas líneas de producción y otras mejoras de la planta.

La relación de ambas empresas también se manifiesta en la campaña impulsada por Mercadona ante la pandemia por coronavirus, #estonotienequeparar, que tiene entre sus colaboradores a la fábrica de conservas A Poveira.

Frenazo en la expansión de Mercadona

Sin embargo, el Covid-19 impedirá que Frinsa saque el máximo rendimiento a su nueva inversión, al menos, en lo que a la alianza con Mercadona se refiere. La cadena valenciana tuvo que frenar su expansión en Portugal a causa de la pandemia, aplazando las aperturas que tenía previstas para este año. Había programado una decena de nuevos locales en este 2020, que se ubicarían en Paços de Ferreira, Aveiro, Trofa, Águeda, Penafiel, Santo Tirso, Ermesinde,  Viana do Castelo y Aveiro. Esta última, que abría sus puertas el 24 de marzo, se aplazó por culpa de la pandemia, sin que por el momento haya fecha para el resto de aperturas anunciadas.

En el año que comenzó su andadura en Portugal, Mercadona abrió diez establecimientos, facturó 32 millones de euros y alcanzó una plantilla próxima al millar de trabajadores.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad