Sala de apuestas de Luckia afectada por las pintadas / Twitter Asociación Universitaria Carlos Marx

Ataques a las casas de apuestas de Luckia en Madrid

Decenas de locales de Luckia, Codere o Sportium amanecen repletos de pintadas contra el negocio del juego

Uno de los retos más urgentes del sector del juego, y así lo están entendiendo patronales y empresas, es lograr la paz social en torno a su actividad. La expansión de las apuestas deportivas y del canal online está generando un creciente alarmismo en sectores de la población y esta semana se ha traducido en actos vandálicos contra las salas de apuestas en diferentes barrios de Madrid, como Getafe, Mostoles o Moratalaz.

Entre los afectados están los principales operadores del Estado, incluida la gallega Luckia, Sportium (Cirsa) o Codere, que en Galicia opera con el otro gigante del juego en la comunidad, Comar. Las pintadas se están difundiendo a través de la red social Twitter bajo el hashtag #apuestaportubarrio.

 

 

El sector lleva tiempo reivindicando la seguridad de su actividad

Los mensajes instan a las empresas a cerrar la persiana y abandonar los barrios. También hay concentraciones convocadas para la tarde del viernes. La agrupación estudiantil Carlos Marx señala en la difusión de las imágenes a través de la red social que “estudiantes y vecinas se levantan contra una lacra que hace de nuestra miseria su riqueza”.

Hace solo una semana tanto Luckia como la patronal gallega Ageo reivindicaban que la actividad del juego es segura y que los casos de menores en salones y ludopatía son anecdóticos en el sector en España. Lo hacían en relación a la moratoria que está aplicando la Xunta a la apertura de nuevos salones y tiendas de apuestas hasta que se apruebe la nueva Lei do Xogo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad