El presidente del comité de empresa de la antigua planta de Alcoa en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, en primer plano junto a otros trabajadores del centro / BNG

Alu Ibérica abre una guerra contra el presidente del comité de empresa

La compañía expedienta a López Corbacho y recuerda en un comunicado que la Fiscalía pide 12 años de prisión por la protesta ante el Congreso de 2019

La nueva dirección de Alu Ibérica, ahora liderada por Grupo Riesgo tras la espantada del fondo suizo Parter, no logra apagar el incendio laboral. Tras la protesta de un centenar de trabajadores ante la factoría de A Coruña este jueves, la compañía ha emitido un comunicado en el que justifica la apertura de “expedientes” al presidente del comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho, y manifiesta su “preocupación” porque “un reducido grupo del comité de empresa está poniendo palos en las ruedas, impidiendo el normal desarrollo de la actividad de la fábrica, poniendo en riesgo actuaciones clave y actuando en contra de los intereses reales de los trabajadores a los que dice representar”.

Alu Ibérica asegura que no respetará “las descalificaciones, insultos y falsedades que, vertidos de manera sistemática, ocasionan graves perjuicios para las ventas, obstaculizan el cierre de acuerdos y dañan el clima de trabajo interno”, en alusión a lo que, a su juicio, está haciendo “este reducido grupo del comité de empresa”.

Riesgo carga contra el presidente del comité de empresa

Grupo Riesgo tomó el control de la factoría al acordar con Parter la compra del 75% de la empresa y haciendo añicos la hoja de ruta pactada por el fondo suizo, Alcoa, los trabajadores y el Gobierno cuando se produjo la primera venta. Desde entonces, la plantilla ha protestado contra el incumplimiento de los dos años de permanencia de Parter y del desarrollo de un plan industrial.

La tensión sube ahora con el expediente abierto por Alu Ibérica a López Corbacho, que justifica por unas declaraciones al diario La Opinion. El presidente del comité de empresa tildó de “delincuentes” a Riesgo. “No lo digo yo, está demostrado que lo son. Tenemos su currículum, una ficha policial tremenda, cuentas pendientes que saldar con la justicia y esto no se puede consentir durante más tiempo”, añadió.

La compañía, que no es la primera vez que carga contra las movilizaciones de la plantilla, recuerda que “la Fiscalía de Madrid pidió 12 meses de prisión para López Corbacho por los altercados ocurridos en una movilización celebrada el 28 de marzo del 2019 ante el Congreso de los Diputados. La pena solicitada corresponde a un presunto delito de desobediencia grave y resistencia a la autoridad”.

Entiende la dirección de Alu Ibérica que tiene que expedientar al líder sindical. “Esta medida se enmarca exclusivamente en el ejercicio de los derechos de la empresa, está plenamente amparada por la ley, se adopta como inevitable opción ante los citados hechos y se volverá a emplear ante acciones que atenten contra los derechos de la empresa, vulnerando gravemente la convivencia y el respeto y alterando el normal funcionamiento de la empresa”, concluye.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad