stop

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo aboga por retomar la negociación, al tiempo que pide a los estibadores adaptarse a la nueva situación

A Coruña, 05 de junio de 2017 (15:32 CET)

La huelga de la estiba vuelve a sacudir a los puertos españoles. En el caso de Vigo, según apunta el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, está siendo secundada al 100% y no se registra “ninguna alteración al margen de lo que es el ejercicio legítimo de la huelga. “No nos hace gracia en absoluto, pero es de agradecer que haya una conducta razonable”, apuntó.

Y es que el presidente del puerto lamenta “muchísimo” que se haya llegado al extremo de la huelga porque “el daño es grave”, no ya para la autoridad portuaria que “es lo de menos”, sino para la actividad económica de la ciudad y del país. En este sentido señaló que “la economía no puede estar sujeta a una acción excesiva de un colectivo” y por ello abogó por retomar la negociación, no sin antes recordar que el decreto aporobado por el Gobierno “era una obligación inexorable” y que la liberalización del sector “es un hecho”.

López Veiga sobre la huelga de la estiba:  “la economía no puede estar sujeta a una acción excesiva de un colectivo”

No obstante, indicó que una cosa es el sector y otra el colectivo, al que mandó un mensaje de tranquilidad al afirmar que “no se va a prescindir de él, ni mucho menos”. Lo que les pide es “que se adapten a la situación”. “Tienen que ser trabajadores como el resto de los mortales”, aseveró, para despues aventura que el cambio legislativo no debería tener “repercusiones” en su salario.

Pérdida de tráficos

López Veiga recordó que la amenaza de huelga de abril “tuvo sus consecuencias en los tráficos”. “Un exceso de conflictividad y un exceso de incertidumbre provocan desvíos de tráfico que luego es muy difícil recuperar”, explicó sin poner ejemplos concretos.

Los paros iniciados este lunes se repetirán en las horas impares de los días 7, 9, 19, 21 y 23 de junio, mientras que para el miércoles 14 está prevista una huelga ininterrumpida de 48 horas, desde las 8 de la mañana hasta la misma hora del viernes 16.