La firma gallega  de moda Bimba y Lola gana una nueva batalla judicial por la marca

Bimba y Lola gana la batalla de la marca a Coco & Lola

stop

El portal de moda Coco & Lola pierde el recurso contra Bimba y Lola y la Oficina de Patentes por denegarle la inscripción de la marca

Economía Digital Galicia

La firma gallega de moda Bimba y Lola gana una nueva batalla judicial por la marca

Hemeroteca

Bimba y Lola

A Coruña, 09 de mayo de 2017 (12:11 CET)

No hay tregua para las hermanas Domínguez, María y Uxía. Las propietarias y gestoras de Bimba y Lola no solo afrontan una lucha sin cuartel contra las falsificaciones, que golpean con especial intensidad su productos estrella. La propia marca Bimba y Lola es un quebradero de cabeza para su equipo jurídico. Primero con la difunta Bimba Bosé, a quien le ganaron su litigio en el Supremo. Y, ahora, el rival es un portal de e-commerce, Coco & Lola, dedicado también a la moda.  

Mucho más que moda. Así se define Coco & Lola, una tienda on line dedicada a la moda para la mujer. Simple convicción o búsqueda de notoriedad, lo cierto es que sus responsables legales presentaron un recurso contencioso en la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra la resolución dictada en julio de 2015 por la Oficina Española de Patentes y Marcas, que había denegado la inscripción de la marca Coco & Lola. Como partes demandadas figuraban la propia oficina de patentes y también la firma Bimba y Lola Studio SL, la matriz de Bimba y Lola.

 La Oficina Española de Patentes y Marcas denegó la inscripción de la marca Coco & Lola

Patentes y Marcas consideraba que existían "suficientes semejanzas fonéticas y denominativas entre ambas: desde un punto de vista gráfico, presentan diferencias tanto gráficas como de impacto visual, pero con respecto a la dimensión conceptual, los signos en conflicto evocan conceptos semejantes ", añadiendo que  es idéntico el segmento de la marca, el de prendas de vestir.

Coco & Lola no se dio por vencida y recurrió al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que en una sentencia del pasado mes de febrero considera que no se ajusta a derecho la iniciativa de este portal de moda, y da la razón a la Oficina de Patentes y Marcas y a las hermanas Domínguez.

La decisión

En su fallo, la sala considera que "si las expresadas similitudes denominativas y fonéticas, por sí solas, son susceptibles de generar en el consumidor medio, poco acostumbrado a percibir marcas tan semejantes, un riesgo de confusión, este riesgo se ve acrecentado cuando se está, como en el caso presente, ante una plena identidad aplicativa".

"Es por ello", añade, "que apreciamos, desde una visión global o de conjunto de los signos en conflicto, la existencia de un elevado grado de similitud denominativa y fonética e identidad aplicativa, susceptible de originar confusión en el público sobre la procedencia empresarial de los productos por ellas amparados". Otra batalla más que gana Bimba y Lola, es decir, las hermanas Domínguez.