El usuario "elrubiusOMG", con casi 34 millones de suscriptores, es el youtuber español más popular. Foto: Twitter

Youtube sobre sus influencers: "Son los medios del futuro"

stop

Los youtubers europeos con más de un millón de seguidores aumentaron un 70% en 2018, y en todo el mundo más de un 40% de los creadores tiene ingresos altos

Barcelona, 10 de febrero de 2019 (04:55 CET)

La consejera delegada de Youtube, Susan Wojcicki, ve en el fenómeno de los youtubers e influencers el futuro del entretenimiento y los medios de comunicación. Los creadores de contenido de la plataforma de vídeos más famosa del mundo "están creando la próxima generación de compañías de medios y estamos encantados de ver cuánto está prosperando la economía creadora de Youtube", afirmó la ejecutiva.

Pero, antes de que salgan del ecosistema de Youtube y empiecen a fundar productoras y medios de comunicación, los youtubers pertenecen a la plataforma.

No solo eso: las exitosas cifras que el portal de vídeos actualiza año con año le deben mucho al fenómeno de los influencers. Y Wojcicki no está por la labor de negar que los youtubers son, si no imprescindibles, cuando menos esenciales para la operación.

No en vano la prioridad número uno de la consejera este 2019 es "apoyar el éxito de los creadores y artistas" de Youtube. Wojcicki hizo públicas estas afirmaciones esta semana en el blog de creadores de la plataforma, en un sumario de lo acontecido en 2018 y de los retos y propósitos de cara al año en curso para una marca que recién se coronó como la favorita de la generación milenial, por encima de Apple y Netflix.

Los youtubers mantienen a Youtube en la cima

Wojcicki reveló que en 2018 casi se duplicó la cantidad de canales de Youtube con más de un millón de suscriptores, y que también creció un 40% la cifra de youtubers que ganan entre 100.000 y un millón de dólares durante el año. En la Unión Europea (UE), el número de canales con más de un millón de seguidores incrementó un 70% en 2018.

Youtube se anota como éxitos la inclusión de nuevas formas de monetización para los youtubers, como la ampliación de Youtube Music y Youtube Premium a casi 30 países, así como permitir que los creadores de contenido puedan aumentar sus ganancias vendiendo productos, suscripciones a contenidos, entradas a eventos o incluso recibiendo donaciones de los usuarios en el chat de la app.

"También continuamos haciendo que las membresías de los canales estuvieran disponibles de manera más amplia, reduciendo el umbral de suscriptores de 100.000 a 30.000", dijo Wojcicki, que también aprovechó la ocasión para mencionar la reforma de la Ley de Copyright de la UE contra la que tanto la compañía como su hermana Google (ambas filiales de Alphabet) han cargado en los últimos meses.

Como ha explicado Economía Digital, la legislación del copyright que se discute en la Comisión Europea tiene, a juicio de las tecnológicas, consecuencias no deseadas en la creación de contenidos en Youtube. La plataforma de vídeos afirma que, gracias a la presión de los youtubers para tumbar la reforma, una petición de firmas en Change.org consiguió el apoyo de 4,6 millones de personas.

"La conciencia que crearon fue fundamental, ya que el año pasado, cuando me reuní con los responsables de la formulación de políticas en Estrasburgo, me di cuenta de que muchos de ellos habían escuchado hablar de grandes empresas, pero no entendían el impacto y el tamaño de la economía creadora europea. Compartí con ellos el enorme beneficio económico que todos aportan a sus países de origen", dijo Wojcicki.

Youtube hace autocrítica

A la vez que celebra un nuevo periodo de crecimiento, Youtube admite que 2018 también fue un año de difícil aprendizaje. Para muestra, un botón: Rewind 2018, el vídeo con el que la plataforma intentó sintetizar los acontecimientos del año, fue tan odiado por los propios youtubers, los críticos y los usuarios, que se convirtió en el vídeo con más "no me gusta" de la historia (más de 15,5 millones de "dislikes", y contando). 

"Incluso en casa, mis hijos me dijeron que nuestro Rewind 2018 era vergonzoso", escribió Wojcicki. "Entendimos a nuestros creadores que el vídeo no mostraba con precisión los momentos clave del año, ni reflejaba el Youtube que ellos conocen. Haremos mejor en contar nuestra historia en 2019", agregó. El material fue criticado por excluir a grandes estrellas del portal y por ensalzar tendencias con poco fuelle. 

Youtube también hace autocrítica acerca del poco o nulo apoyo que brindó a la comunidad de periodistas de Youtube hasta que esta empezó a hacerse popular entre los ususarios, y reconoció que también puede ser más claro a la hora de comunicar las medidas de seguridad o reglamentarias que toma y que pueden impactar a los youtubers o a los usuarios, algo que también dio varios problemas en 2018. 

"En definitiva, 2018 fue un año de cambios, desafíos y oportunidades. Este año, sin duda, será más de lo mismo. Mantengan los comentarios recibidos, aunque a veces sean difíciles de leer, porque son vuestras preguntas y comentarios los que hacen de Youtube la mejor comunidad de videos para todos nosotros", concluyó la consejera delegada.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad