Spotify sigue perdiendo dinero a raudales

stop

La plataforma de música en 'streaming' registra unas pérdidas récord de 168 millones y confirma su dependencia de los suscriptores de pago

Los creadores del servicio de música online Spotify

Barcelona, 24 de mayo de 2016 (09:48 CET)

No es fácil hacer dinero con los servicios de música en streaming. Sino que se lo pregunten a Spotify. La empresa de origen sueco, líder en este mercado, registró unas pérdidas en 2015 de 188,7 millones de dólares (algo más de 168 millones de euros), casi siete puntos porcentuales por encima que los resultados de un año antes (176,9 millones de dólares).

Aun así, no todo son malas noticias para la tecnológica. A pesar de que sus números rojos no dejaron de crecer el pasado año, Spotify logró aumentar sus ingresos en este periodo. Y de forma significativa: si en 2014 facturó 1.180 millones de dólares, esta cifra creció hasta los 2.120 millones (1.950 millones de euros), un 80% más, en el último año fiscal.

Dependencia del servicio Premium

El modelo de Spotify –que combina un servicio de reproducción de música gratuito con otro de pago—sigue generando sin embargo muchas dudas.

Nueve de cada diez euros facturados por la compañía provienen del servicio de Spotify Premium, al que están suscritos en torno al 30% de los usuarios de la plataforma. Por tanto, apenas el 10% de sus ingresos corresponden a la publicidad con la que la firma penaliza al resto de usuarios.

Al cierre de 2015, de los 89 millones de usuarios de la plataforma, apenas 28 eran suscriptores de pago.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad