Un reciente estudio demuestra cómo juegos como Pokémon Go logran reducir las conductas sedentarias. Varias personas en un encuentro para jugar a Pokémon Go, en Hannover (Alemania). EFE/EPA/PETER STEFFEN

Pokémon Go se erige como un poderoso aliado de la salud

stop

Diversos estudios revelan cómo Pokemon Go rompe con los malos hábitos de una generación completa. Se cumple un año del lanzamiento del juego

Economía Digital

Un reciente estudio demuestra cómo juegos como Pokémon Go logran reducir las conductas sedentarias. Varias personas en un encuentro para jugar a Pokémon Go, en Hannover (Alemania). EFE/EPA/PETER STEFFEN

en Barcelona, 12 de julio de 2017 (01:36 CET)

Hace ahora justo un año las calles de medio mundo comenzaban a llenarse de paseantes enganchados a la pantalla de un móvil. El éxito de Pokémon Gosupuso la vuelta de un clásico de la última década y el resurgir de Nintendo. El juego del fabricante japonés introdujo además algunas novedades rompedoras, como la interacción en directo y en el entorno real del jugador durante la partida. Este dinamismo enganchó a millones de usuarios de todo el planeta y, lo que es más interesante, introdujo nuevos hábitos en sus vidas: acostumbrados al sofá de casa, muchos gamers salieron en masa a las calles a cazar estos animalillos de ficción.

Lo que podría parecer una anécdota se revela ahora como una oportunidad para romper el ciclo de sedentarismo de toda una generación. De acuerdo a una reciente investigación de la Kent State University (EEUU), basado en el estudio de los hábitos diarios de hasta 350 jóvenes usuarios de la plataforma, Pokémon Go logra reducir en hasta un 25% las conductas sedentarias (aquellas que requieren un gasto energético muy bajo) de sus jugadores frecuentes.

El informe extrae estos datos del comportamiento de estos jóvenes justo una semana después de haberse descargado la aplicación. En apenas siete días los estudiantes analizados doblaron los kilómetros recorridos en un día. Pasadas las primeras semanas, y aunque en porcentajes más bajos, estos hábitos se mantiuvieron. Así, los jóvenes siguieron durante un tiempo prolongado caminando hasta un 68% más que antes de descargarse la aplicación. Lo que permitía a su vez reducir en un 18% sus conductas sedentarias.

Pokémon Go: el uso habitual de la 'app' logra reducir hasta un 25% las conductas sedentarias de sus usuarios

Hay que tener en cuenta que estos cambios de hábitos se dieron de manera natural. Es decir sin un plan establecido de manera externa para combinar el juego con la actividad física. “Es posible que juegos como Pokémon Go puedan ayudar a la gente a iniciar un cambio de comportamiento positivo respecto a su salud”, señalan los autores del estudio en sus conclusiones. En este sentido, los investigadores diferencian la enorme brecha en el impacto sobre los usuarios de los juegos que exigen una interacción física real, respecto a aquellos que se utilizan sentados.

Éxito comercial

El éxito de Pokémon Go demostró, desde un punto de vista comercial, la oportunidad de negocio que supone para las marcas clásicas la recuperación de antiguas sagas, actualizadas bajo los nuevos formatos que aportan los teléfonos inteligentes. Medio año después de su lanzamiento, Nintendo logró más que duplicar su beneficio neto en los primeros nueve meses de su año fiscal, hasta los 846 millones de euros, después de varios ejercicios con problemas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad