Pascual roza la publicidad engañosa con su bebida con mucha agua y poca fruta

stop

Las versiones de Bifrutas, uno de los productos estrella de la compañía, sólo tienen 7% de fruta

Anuncio publicitario de Bifrutas.

Madrid , 27 de agosto de 2016 (20:32 CET)

Bifrutas, una de las bebidas estrella de Pascual parece lo que no es. Las frutas que se muestran en su envase llevan al consumidor a pensar que se trata de zumo pero la colorida presentación no se corresponde con la realidad.

Bifrutas muestra diferentes tipos de frutas en sus productos: mango y piña en la versión Tropical, naranja y melocotón en la versión Mediterráneo, sandía y melón en la versión Ibiza y kiwi, manzana y naranja en la versión Pacífico.

El envase puede hacer pensar que se trata de una bebida combinada de zumo y leche. Pero nada más lejos de la realidad. Una de las bebidas más promocionadas de la marca es, básicamente, agua. El contenido de frutas y leche apenas alcanza entre el 17% y el 25%. Los ingredientes, especificados en sus etiquetas, muestran que la fruta es un componente minoritario que no alcanza ni el 10%.

Los ingredientes de una de las versiones del producto de Pascual son, de mayor a menor, los siguientes: Agua, leche desnatada (10%), zumo de frutas 7% (piña y mango a partir de concentrado), polidextrosa, estabilizante (pectina), acidulante (ácido cítrico), vitaminas C, E y A, aroma, edulcorante (sucralosa) y colorante (E-160a i).

La patronal del sector, Asozumos, asegura que Bifrutas no entra de ninguna de las categorías reconocidas por las directivas europeas: zumo, zumo a partir de concentrado y néctar de frutas. Simplemente es una bebida que incorpora entre sus ingredientes una pequeña cantidad de fruta.

Pascual no promociona la bebida como zumo, porque tal publicidad infringiría las directivas auropeas. Pero tampoco vende su producto como lo que realmente es: agua con un pequeño porcentaje de leche y concentrado de fruta. Sería con que se conoce en México como las "aguas" con sabores de frutas.

La defiende que el producto es "sano y nutritivo" al no contener materia grasa. "Es una bebida perfecta para los pequeños de la casa que, además, seduce a los adolescentes gracias a su sabor refrescante y original. Bifrutas de Pascual está elaborado con leche desnatada", explica la empresa en una nota de promoción.

Nuevas líneas de negocio

Pascual, la empresa líder en el mercado lechero español en los años 80, ha sufrido el embate de las marcas blancas que también han erosionado al resto de fabricantes lecheros tradicionales con precios agresivos. Pascual llegó a contar con el 50% del mercado lechero español en sus mejores años. Pero ahora, la participación en ese mercado apenas ronda el 10%.

Por ese motivo, la dirección de la compañía ha concentrado esfuerzos en otro tipo de productos y bebidas. Tanto es así que a principio de 2014 desechó su nombre, Leche Pascual, para sustituirlo por Calidad Pascual.

Ahora la compañía quiere estar enfocada en bebidas como Bifrutas, con una rentabilidad mucho mayor al de la leche o Vivesoy, una bebida de soja cuyo contenido de soja tampoco llega al 20%. El agua, ese ingrediente barato y rentable, también es la clave en este producto. Y el negocio del agua embotellada también forma parte de su nueva línea de negocios con la marca Bezoya.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad