Los grandes fiascos tecnológicos de 2013

stop

Algunos fueron fracasos rotundos y otros no cumplieron con las expectativas creadas. Son algunas apuestas fallidas de la tecnología del último año

El teléfono Blackberry Z10.

01 de enero de 2014 (20:12 CET)

El cambio de año siempre es buen momento para hacer balance y en el ámbito de la tecnología el 2013 ha traído mala suerte para algunos lanzamientos anunciados con bombo y platillo y que no terminaron por convencer a los consumidores.

Blackberry Z10

Uno de los más sonados del año ha sido el Blackberry Z10, el teléfono en el que la compañía había puesto sus esperanzas de reflote pero que terminó por defraudar a sus propios creadores. La empresa ha tenido que bajar el precio para reanimar las ventas y su única alegría relativa vino de la mano de su nuevo sistema de mensajería BBM, que se abrió en 2013 a sistemas operativos externos como iOS y Android. Registró 20 millones de descargas hasta octubre pero aún se encuentra muy lejos de Whatsapp, con 400 millones.

El teléfono no ha revertido la caída libre de la empresa. La multinacional canadiense, que era líder en el mercado de teléfonos inteligentes a finales de la década pasada, registró 4.400 millones de euros de pérdidas en el último trimestre. La única noticia alentadora: el acuerdo con el fabricante chino Foxconn, que produce los iPhones, para ganar terreno en los mercados emergentes.

Samsung Galaxy Gear

Samsung, que tantos aciertos acumula en los últimos años, no puede presumir demasiado de su último invento: el Galaxy Gear, un reloj inteligente que incorpora algunas funciones de teléfono móvil. El accesorio es caro: su precio ronda los 300 euros y su batería es insuficiente para un uso cómodo, según la mayoría de evaluaciones independientes.

La revista Business Korea asegura que la compañía apenas ha logrado vender 50.000 relojes, pero Samsung contestó que más de 800.000 usuarios ya cuentan con el dispositivo. La cifra tenía trampa: el fabricante obsequió el reloj en varios países con la compra del Galaxy Note 3.

Wii U

Nintendo se ha llevado un golpe este año con la consola Wii U. Frente a las potentes PlayStation4 y Xbox One, la nueva Wii pinchó desde el principio. La compañía esperaba vender 5,5 millones de consolas durante los primeros 5 meses de ventas. Al final, tuvo que rebajar las expectativas a 4 millones. La empresa también se había fijado nueve millones de ventas como objetivo para el 2013 y el mercado da por descontado que la cifra no fue alcanzada.

El fabricante japonés explicó que las escasas ventas se debieron a la falta de juegos disponibles en el mercado para la nueva consola y a las deficiencias en márketing.

Twitter Music

También fue anunciado a los cuatro vientos pero su uso ha sido muy modesto. Este año, Twitter lanzó una aplicación para cambiar la manera de conseguir música en internet. El sistema recomienda grupos musicales en función de los seguidores La empresa había anunciado para 2013 dos versiones: para iOS y Android, pero la última nunca llegó. Los analistas consideran que la aplicación tiene sus días contados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad