Las 'termitas' se comen a Movistar y Vodafone

stop

Las operadoras virtuales, entre ellas Pepephone y Happy Móvil, ganan casi 6 millones de clientes con tarifas baratas y sin permanencia

27 de octubre de 2013 (12:53 CET)

Las termitas de la telefonía móvil comienzan a comerse a las dos grandes compañías en España: Movistar y Vodafone. Las operadoras móviles virtuales (conocidas como free riders –operadores libres-- en los Estados Unidos porque no tienen infraestructura propia) han logrado ganar casi 6 millones de clientes en apenas siete años. Casi un millón de clientes al año entre todas.

Desde su entrada en el mercado en el 2006, las empresas con costes ajustados y que alquilan la infraestructura de las grandes no han parado de crecer. Son las low cost del mercado de las telecomunicaciones y la crisis le ha caído del cielo. No regalan móviles (el usuario debe pagarlo) pero ofrecen tarifas más baratas y no tienen restricciones de permanencia.

Transfusión


El crecimiento de las operadoras móviles virtuales es a costas del detrimento de las grandes, incluso de Yoigo, que ha sufrido un duro revés este año con la pérdida de clientes el pasado verano. Movistar ha perdido dos millones de clientes en apenas un año, prácticamente los mismos que Vodafone.

De las grandes, Orange gana 500.000 suscriptores en el mismo período mientras que Yoigo obtiene unos 300.000, según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, CMT.

Pero el gran crecimiento llegó de la mano de Ono, Jazztel, Pepephone, R, Happy Móvil y otras pequeñas. Entre todas, con la promesa de facturas sin sorpresas, han obtenido 1,5 millones de clientes en los últimos 12 meses.

4G: la última esperanza


Pero las cuatro grandes confían que las mayores velocidades de 4G reviertan la tendencia del mercado: la emigración masiva hacia las tarifas baratas. Hay prisas por desplegar las redes 4G y avasallar a la competencia con las promesas de mayores velocidades (teóricas).

Algunas operadoras ya han anunciado que a la fiesta del 4G –que hasta ahora no ha levantado grandes entusiasmos— no estarán invitadas las operadoras virtuales. Vodafone ha declarado que no cederá su red 4G a las pequeñas hasta que el gobierno no libere más espectro para la tecnología 4G, según informa el portal ADSLZone.

Es decir, al menos que la CMT no ordene lo contrario, las emergentes no podrán ofrecer 4G hasta el 2015, según el calendario previsto. Es el tiempo en que las grandes esperan recuperar al menos una parte del mercado perdido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad