Las horas más baratas de electricidad durante el temporal

stop

Red Eléctrica Española rechaza ofrecer el precio de la electricidad mes a mes, pero hay tendencias claras para afrontar la ola de frío

Olivia Feldman (Help My Cash) para Economía Digital

La ola de frío dispara el precio de la luz a más del doble. ED/Archivo
La ola de frío dispara el precio de la luz a más del doble. ED/Archivo

Madrid, 20 de enero de 2017 (11:34 CET)

La pregunta que miles de usuarios están haciéndose ante la primera ola de frío desde que entró en vigor el sistema de tarificación eléctrica por horas es si existe alguna forma de ahorrar en la factura de la luz. Aunque son pocos los meses en los que Red Eléctrica Española ha facilitado el precio de la luz en las distintas franjas horarias, es posible intuir ciertas dinámicas que parecen repetirse. Estas tendencias son importante, puesto que el temporal ha duplicado el precio del megavatio/hora.

Si pasamos el día en casa, las horas más caras en cuanto al uso de la luz son desde las diez de la mañana hasta las tres de la tarde, registrándose los precios más altos entre las 12:00 y las 13:00 horas. Por el contrario, si pasamos el día fuera de casa, la franja horaria a evitar sería la que va desde las 22:00 hasta las 23:00 horas.

La madrugada es, por el contrario, cuando se registran los precios más bajos, un período que puede extenderse hasta las nueve de la mañana en algunas ocasiones. En cuanto a días de la semana, durante el sábado y el domingo de principios de mes se ha notado una bajada de precios, siendo el domingo el día estrella para consumir.

En cualquier caso, hay que tener presente que estos datos se han extraído de los primeros días del mes en curso con el sistema de tarifa por horas y en plena ola de frío, por lo que podrían cambiar en el futuro. Para saber el precio real de la luz, basta con visitar la página de la Red Eléctrica Española a partir de las 20:15 horas del día anterior.

Un ahorro discreto

El problema no radica tanto en el método de facturación por horas en sí, sino en que el nuevo sistema de tarificación se aplica sobre una parte reducida del total de la factura, concretamente sobre el consumo, que representa el 37% del gasto total. Los impuestos y los costes regulados (potencia y peaje) suponen el otro 25 y 38% de la factura, partes a las que el nuevo modelo no va a afectar.

Si se prefiere una tarifa que no dependa de las oscilaciones del mercado, lo mejor es comparar las mejores tarifas de luz del mercado libre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad