Google, principal enemigo del 'derecho al olvido' en Internet

stop

MUNDO 2.0

Imagen de la marca Google/EFE

16 de febrero de 2013 (20:27 CET)

Poder limitar la información personal en Internet se ha convertido en todo un reto y una preocupación. Lo que se conoce como derecho al olvido on line se ha convertido en una lucha contra los buscadores y webs más importantes. En 2007, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) recibió tres reclamaciones relacionadas con el derecho al olvido, mientras que en 2011 cuantificó hasta 160 peticiones. Y Google es la principal compañía que se opone a solucionar este conflicto.

Fuentes de la AEPD aseguran que el buscador recurre de forma sistemática todas las resoluciones que emite la agencia, prolongando así la lesión de la imagen del individuo. Un conflicto que ha llevado ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, quien todavía debe pronunciarse al respecto.

Defensa del buscador

El buscador norteamericano alega que al operar fuera de la Unión Europea, no debe regirse por esta legislación. Pero desde la AEPD se estima que sí se puede aplicar la normativa ya que tiene establecimientos en el territorio.

Pero, ¿qué es exactamente el derecho al olvido? Se trata de poder eliminar información personal que circula por Internet cuando su publicación es ilícita y puede dañar la imagen del individuo. Es lo que se conoce como derecho a la cancelación --suprimir imágenes, datos o comentarios publicados sin consentimiento en blogs, webs o redes sociales--.

Actuación de la agencia

Pero no en todos los casos se puede eliminar por motivos legales si se trata de información con interés para la ciudadanía como la que se publica en los boletines oficiales. Tampoco se puede eliminar si prevalece otro derecho como sería la libertad de expresión. Ante estos casos, se puede ejercer el derecho a la oposición, es decir, evitar la indexación de la información.

Ante estas situaciones, la agencia insta a los responsables de los buscadores que adopten medidas para que no se indexe la información o para que la excluyan de los resultados. Pero no sólo puede actuar la entidad, ya que hay empresas que se han especializado en la ‘eliminación’ de la información.

Digitalización del BOE

Más sorprendente es el caso de los boletines oficiales. Recientemente se digitalizó toda la información que almacenaban, por lo que ahora es más fácil acceder a datos personales de hace 20 ó 30 años.

Si perjudica la imagen de alguna persona, se pueden desindexar determinadas publicaciones a través de los ficheros denominados ‘robots.txt’. En este fichero se indica qué páginas o partes de una información no se quiere indexar y se procesa la petición.

Los boletines de Vizcaya son los únicos que no permiten acceder a la información a no ser que se busque a través de su propio buscador. El resto de boletines no ha resuelto este asunto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad