Google dispara mil millones contra la línea de flotación de Uber. Fotografía de archivo que muestra una tablet de Google en Amsterdam, Holanda. EFE/Evert Elzinga

Google dispara mil millones contra la línea de flotación de Uber

stop

El brazo inversor de Alphabet inyecta mil millones de dólares a Lyft, la plataforma de movilidad que compite de tú a tú con Uber en Estados Unidos

Economía Digital

Google dispara mil millones contra la línea de flotación de Uber. Fotografía de archivo que muestra una tablet de Google en Amsterdam, Holanda. EFE/Evert Elzinga

Barcelona, 20 de octubre de 2017 (13:02 CET)

Uber es un gigante herido. La multinacional de transportes vive el que probablemente es el peor año de su historia. Entre los múltiples frentes abiertos que mantiene aparece un duro enfrentamiento con Google, paradójicamente uno de sus primeros inversores; pero también uno de sus grandes rivales desde hace años en la pelea por el coche autónomo. En este contexto, Capital G, el brazo inversor de Alphabet -matriz de Google-, acaba de inyectar mil millones en Lyft, primer competidor de Uber en Estados Unidos (EEUU).

A comienzos de este año Waymo, la unidad de coche compartido creada por Alphabet, selló una alianza con Lyft para avanzar en el desarrollo de esta industria clave para el futuro de la automoción y la movilidad. La inversión de Capital G implicará también el aterrizaje de David Lawee, socio del fondo, en el consejo Lyft, una compañía valorada ahora mismo en 10.000 millones de dólares, según las últimas estimaciones del mercado.

Si los últimos meses han sido especialmente duros para Uber, este periodo le ha servido a Lyft, en cambio, para seguir creciendo. Centrada exclusivamente en territorio estadounidense, la empresa se ha extendido recientemente por las ciudades y estados en los que carecía de servicio. Actualmente, según sus propios datos, su aplicación ya está disponible para el 95% de la población del país norteamericano.

Litigio entre Uber y Google

Google entró con fuerza en 2013 en el accionariado de Google con una inversión de alrededor de 250 millones de dólares. Sin embargo desde entonces las relaciones entre ambas tecnológicas se han deteriorado. Un juez obligó la primavera pasada a Uber a devolver 14.000 documentos sustraídos a Waymo. Además prohibió a la plataforma con sede en San Francisco a utilizar la tecnología creada por la filial de Alphabet.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad