El regalo más deseado por los españoles es el dinero

stop

Ni tecnología ni moda: un sobre con efectivo garantiza el éxito con los allegados. El gasto medio subirá un 10% y los expertos alertan con más insistencia de los problemas financieros que desatará el abuso de las tarjetas. Recopilamos las más baratas

Imagen de diferentes billetes de euro

Barcelona / Madrid, 19 de diciembre de 2015 (09:00 CET)

Un año más, el dinero en efectivo es el regalo favorito de los españoles. Según el último Estudio de consumo navideño elaborado por Deloitte, la opción repite, por cuarto año consecutivo, como el obsequio más deseado por los consumidores, por delante de la moda, los libros o los regalos tecnológicos. Regalar ropa y calzado, libros y viajes parece garantía de éxito ocupan la segunda, tercera y cuarta posición del ranking de los más deseados.

Los teléfonos inteligentes escalan una posición y se sitúan como la quinta opción. Les siguen las entradas para espectáculos, que ascienden dos posiciones con respecto al año anterior, los ordenadores, que se mantienen en el sexto puesto, las escapadas a restaurantes y los perfumes y cosméticos. No parece que este sea el año de las tabletas, que descienden del quinto al décimo lugar.

Los hombres prefieren los teléfonos y ordenadores, mientras que las mujeres gustan más de la ropa, el calzado y los cosméticos. Eso sí, ambos coinciden en los libros, los viajes y el dinero, que parecen una apuesta segura. Los españoles apuestan por los clásicos cuando se trata de hacer un regalo.

Más gasto

La intención de gasto para estas fiestas es de 684 euros, un incremento del 10% con respecto al pasado año, según las mismas fuentes. Sea cual sea el gasto final, no cabe duda de que las navidades suponen un desembolso considerable para el que muchas veces no se ha previsto un ahorro extraordinario, por lo que es fácil que las fiestas acaben desequilibrando las finanzas personales.

Las tarjetas de crédito pueden suponer un alivio para la economía doméstica. Permiten fraccionar el importe de las compras en cuotas. Pero si no se utilizan correctamente, acaban abocando al titular a una espiral de deudas de la que será difícil salir. La Navidad suele ser el punto de partida para este tipo de situaciones, que tienden a complicarse.

Para evitar situaciones asfixiantes, los expertos en finanzas personales remarcan que es importante controlar las veces que se pasa el "plástico" por el datáfono y hacerlo con una tarjeta que tenga un tipo de interés lo más bajo posible. Aplazar una compra de 500 euros a seis meses con una tarjeta al 15% de interés y hacerlo con otra al 25% implica una diferencia de 15 euros en los intereses finales.

Tarjetas, ¿aliadas o peligrosas?

Si bien la mayoría suelen tener intereses de entre el 20 y el 27%, existen excepciones, como la tarjeta mundo 1|2|3 al 12%, la tarjeta de crédito de ING Direct al 14,06% y la tarjeta de crédito de Bankinter al 15%. Otro consejo de los especialistas a tener en cuenta es que pagar más en menos tiempo es sinónimo de acabar pagando menos.

Cuanto más se aplace el pago de la deuda y menor cantidad se abone cada mes, mayores acabarán siendo los intereses, por lo que lo ideal es cancelarla lo antes posible.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad