El Galaxy S7 dispara los beneficios de Samsung

stop

La empresa coreana tendría un 10% de beneficios en el primer trimestre, aunque es difícil que pueda mantener este crecimiento a lo largo del año

El nuevo Samsung Galaxy S7.

Barcelona, 09 de abril de 2016 (17:14 CET)

En Samsung tienen motivos para sonreír ante el Galaxy S7: las excelentes ventas del nuevo móvil permite que la empresa coreana haya tenido beneficios que superarían los 5.000 millones de dólares entre enero y marzo de este año, un 10% superior con respecto al primer trimestre del año pasado.

Estas cifras no son definitivas, pertenecen a un documento enviado por la empresa a los entes reguladores. Se espera que el desglose completo de las cuentas se publiquen a fines de abril.

Primeros beneficios en años

Si los números siguen con viento a favor, Samsung podría tener los primeros beneficios anuales tras tres años negativos. En la empresa cruzan los dedos para que las ventas del Galaxy S7 y S7 Edge, presentado a fines de febrero en Barcelona, sigan estables.

Este modelo, que presume de tener una mejor cámara, son resistentes al agua y permiten realizar videos y fotografías en 360 grados, se enfrenta a la feroz competencia del nuevo iPhone SE de Apple –un modelo de bajo coste para que la marca de la manzana pueda recuperar terreno- y el próximo P9 que lanzará Huawei. Cabrá ver cómo reacciona el mercado en los próximos meses ante estos nuevos modelos.

El incómodo recuerdo de los Galaxy S6

"Los resultados del primer trimestre de Samsung marcarán un techo este año", dijo Greg Roh, analista de HMC Investment, quien agregó que los costes de comercialización del negocio de móviles subirán en el próximo trimestre, por lo que los beneficios serán menores.

Otros analistas dijeron que la decisión de Samsung de lanzar los modelos Galaxy S7 un mes antes de sus predecesores simplemente podría haber adelantado ventas que se hubiesen materializado en trimestres posteriores. 

Si los inversores son cautelosos es porque recuerdan el lanzamiento del Galaxy S6 el año pasado: aunque presentaron importantes cambios de diseño y características muy elogiadas, se esperaba que fueran los teléfonos con mayores ventas en la historia de Samsung. Pero tras su lanzamiento las ventas se desinflaron.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad